sábado, 2 de octubre de 2010

En el séptimo cielo

Hace un par de años me hicieron una encuesta telefónica sobre cuestiones de las personas de la tercera edad, hubo una pregunta que llamó mi atención . ¿Crees usted qué existe el sexo en la tercera edad? Yo andaba rondando la cuarentena y no tenía idea, pero me arriesgué y contesté: Yo creo que sí, mientras haya vida supongo que habrá sexo. Pero después de colgar medité sobre ello, lo normal es que se piense que con la edad, envejece el amor también el deseo y por consiguiente el sexo.

La película En el séptimo cielo (Wolke 9)* nos descubre sin tapujos que esto no es así.

*Novena nube



Dirección: Andreas Dresen.
País:
Alemania.
Año: 2008.
Duración: 98 min.
Género: Drama.
Interpretación: Ursula Werner (Inge), Horst Rehberg (Werner), Horst Westphal (Karl), Steffi Kühnert (Petra).
Guión: Andreas Dresen, Cooky Ziesche, Laila Stieler y Jörg Hauschild.

SINOPSIS

Ella no lo buscó, simplemente ocurrió. Primero fueron miradas, una atracción. Pero nada de eso debía pasar. Inge (Ursula Werner) tiene unos sesenta y pico años. Lleva 30 años casada y quiere a su marido, pero se siente irresistiblemente atraída por Karl (Horst Westphal), un hombre mayor que ella, de 76 años. Hay pasión. Sexo. De pronto, vuelve a sentirse joven otra vez.


CRÍTICA

Inge es una señora sesentona que hace arreglos de costura, va a un coro con otras mujeres de su edad y se siente feliz en su matrimonio después de 30 años compartiendo la vida con Werner. En uno de estos arreglos conoce a Karl y se siente atraída por él. Al devolverle el pantalón, ocurre que no pueden contener la pasión y hacen el amor, sin velos, sin reservas como si de una pareja joven se tratara. El director nos muestra la piel moteada, las arrugas, los cuerpos deteriorados por los años, los rostros envejecidos de esas dos personas que se reencuentran con el sexo de forma tan natural que sorprende.

Las imágenes nos van contando el cariño y el respeto que Inge siente por su marido, y propone al espectador ese dilema moral sobre la fidelidad y el engaño a una edad tan avanzada. En principio lo que parece ser una aventura se va convirtiendo en algo más. Ella le confiesa a su hija el secreto y ésta le aconseja que viva el momento pero que no le cuente nada a su marido. Sin embargo Inge decide que por respeto a los años que han compartido juntos no puede engañarle y le confiesa que está enamorada. A partir de aquí, podemos ver la situación desde los diferentes puntos de vista de los protagonistas. El marido considera que ha invertido su vida con Inge y piensa que se merece envejecer con ella, y esta le ha traicionado. El amante no tiene inconveniente en vivir a tiempo parcial con ella porque su edad es bastante avanzada y se conforma con amarla a pesar de todo. Inge en cambio siente un profundo cariño por su marido, pero quiere vivir lo que siente porque después queda poco margen.

Andreas Dresen propone una historia de amor entre personas maduras que reflexionan e intentan seguir viviendo con todos los elementos que acompañan la vida. Además con la cámara al hombro intenta captar la verdadera naturaleza de los protagonistas, y retrata sin pudor la desnudez del cuerpo y del alma en esta tercera juventud tan relegada.

Aunque es una película sencilla, con pocos diálogos pero certeros y con escenas hermosas que hacen olvidar la vejez por unos instantes, todo el filme , incluido el final nos hace reflexionar sobre las relaciones humanas, al estilo de ‘Secretos de un matrimonio’ de Ingmar Bergman.






24 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Es que las cosas siempre las han contado los jóvenes...pero ahora, los mayores somos tantos que ya tenemos voz.

Anna Jorba Ricart dijo...

El sexo no tiene edad...
El sexo es una forma más de comunicación ¿porqué creer que les está vedado a las personas mayores...?...

No tienen por qúe desaparecer las caricias, los mimos, las miradas,las insinuaciones, los gestos, los besos, que son complementos de la relación, esto no envejece si se mantiene una buena comunicación, si hay cariño...

Otra cosa (permíteme mi faceta profesional)...son los achaques de salud propios de la edad avanzada que dificultan el encuentro sexual puramente genital,como sequedad vaginal o disfunción en la erección...o barreras como los dolores articulares, la dificultad de movimiento...o enfermedades como Diabetes, Hipertensión, problemas respiratorios que verdaderamente pueden dificultar la relación...

Vivimos en un mundo en el que impera lo joven...pero en la trastienda de la edad están los mayores con sus relaciones, practicando lo mismmo, bueno "casi"... lo mismo.

Encarni dijo...

Maria Jesús, claro que tienen voz, y rostro, y cuerpo, y alma, en el camino se va quedando, pero mientras tanto la calidad de vida es importante.

Encarni dijo...

Anna, cuando yo era niña, había un matrimonio de avanzada edad que vivía en nuestra calle. Vendían huevos de sus propias gallinas. Mi madre un día me dijo que fuera a su casa a comprarle una docena de huevos. La puerta de la casa estaba abierta, así que llamé con los nudillos. Ellos estaban sentados muy juntos haciéndose carantoñas, se daban besitos en la mejilla y se acariciaban las manos. De verdad que me inspiraron tanta ternura...

beker dijo...

Yo también creo que mientras haya vida habra sentimientos, porque es algo vital. Lei en verano un libro que me resultó muy
entretenido, "mal de piedras" (Milena Agus)donde también describe una relación entre personas mayores. Abrazos

Miguel Ángel dijo...

Yo soy lego en la materia, por razón de estado y aún, todavía no me toca, por razón de edad. Pero testigo soy de que el sexo y el afecto, hasta el féretro.

Utopazzo dijo...

Buen consejo cinematográfico en el que estaremos atentos para poder disfrutarla (en V.O.S. Por descontado)...siempre he creído en el sexo más que en cualquier otra religión, que dicho de paso, no creo en ninguna...y estoy seguro que cuando lleguemos a edad madura, nos acordaremos de estas y otras cosas semejantes...
También sería curioso (desconozco si existe) que alguien hiciese un film pero pero desde el lado antagónico; es decir la sexualidad en la infancia...no se me asuste usted, no me refiero a niños haciendo el amor; me refiero al primer contacto con tu propio cuerpo y experimentar la atracción sexual...yo comencé a muy temprana edad a sentir esa atracción y "tocamientos"...como los curas me hacía reir, no prestaba atención a sus erróneos consejos.

emejota dijo...

Mis padres me tuvieron al tanto. Solo se que la naturaleza se impone si la emocion es limpia y verdadera, lo que ocurre, al menos desde mi perspectiva, es que pocas personas pueden mantener ese tipo de emociones con el agravante que el tiempo tiende a estropear las relaciones conyugales, y del mismo modo las extramaritales.
En cuanto al video, se me podria considerar puritana, pero no me gusta la manera en que el varon acaricia los pechos de la dama. Si es que una exige mucho, puritana no, purista. Ja,ja. Un fuerte abrazo.

Calvarian dijo...

Al paso que voy...espero que sea cierto. lo estoy dejando todo para mi vejez jejeje.
Tendemos a pensar, yo el primero, que el que haya pasado toda la vida con una pareja ha invertido y debe recibir réditos. Es la visión del que han dejado. La visión del que decide vivir es diferente, es libre.
Pero si, es un dilema moral, un amor que se ha convertido en cariño y que ha esperado años para surgir vigoroso acompañado de una fuerte pasión.
Bésix desde el lado del perdedor en estos casos.

El antifaz dijo...

Igual que se escribe, que se canta, que se pinta, el sexo es un arte. Y ellos son mas expertos, en todas las artes.
Besos.

Encarni dijo...

Beker, a mi me resultó curiosa esta película por el hecho que mostraba escenas de sexo en una pareja de personas bastante adultas, creo que es la primera película con escenas de este tipo. Si exiten novelas que hablen también de estas relaciones me parece fantástico, sobre todo porque nuestro horizonte a la larga, si llegamos es ese. Abrazo.

Encarni dijo...

Miguel Angel, si no hay sexo, por lo menos afecto o cariño, las personas también tenemos necesidades emocionales, espirituales, físicas, y mientras se tenga vida...

Encarni dijo...

Utopazzo, sería interesante ver una pelicula con el descubrimiento sexual desde la infancia, en esta materia se han dado pinceladas, bien en forma de recuerdos, o en el trayecto de algun personaje.
Ahora sólo me vienen algunas escenas de Leolo en este sentido, con lo que trato de decir que las escenas son puntuales. Si un director se ha atrevido a mostrarno la vida sexual de unas personas abocadas al olvido, lo mismo nos sorprenden con algo desde este punto de vista.

(Nosotros vimos la pelicula en V.O, es que no encontre un trailer en las mismas condiciones)

Encarni dijo...

Emejota, cada cual en la íntimidad puede ser lo que quiera, todo es respetable si se llega a un acuerdo. Aunque ser exigente no está mal... jajaja. ( Este cineasta es así de frío filmando algunas escenas, no sé si será porque es alemán, que no quiere decir nada, eh? pero tal vez...)

Un abrazo emejota.

Ana dijo...

Cualquier "actividad humana" va evolucionando con la persona que la practica. Sufre transformaciones necesarias para adaptarse a nuestras necesidades y a lo que somos en cada momento. El sexo, es algo tan íntimo y personal que imagino que en cada uno de nosotros irá encontrando su modo de expresarse a lo largo del tiempo. Igual que hay personas que durante años mantienen intacto su interés por la lectura, los paseos por el campo o el cine, supongo que mantendrán su interés por el sexo, y al contrario, otros, desde su juventud pasan como de puntillas por la vida, sin que nada les cale realmente.

Me parece que tendremos que ver la película. Un abrazo.

Jose Vte. dijo...

Con los años el amor se va volviendo mas pausado y mas sereno, pero no por ello se debe de renunciar al sexo, si no es sexo pasional y salvaje como cuando tenemos 20 años, si que son relaciones sexuales basadas en la ternura y la experiencia.
La película habrá que verla, a mi la escena me ha gustado.

Un abrazo

Encarni dijo...

Calvarian, la vejez también tiene su encanto pero confio en que llegue a tu orilla alguna barca antes de que los remos se hayan gastado.

Pienso que más que réditos, se anda el camino juntos hasta donde llegue; un camino tiene muchas vicisitudes y si se salvan todas, mejor. Creo que nadie le peertenece a nadie, se está porque se quiere, lo demás son criterios culturales u otra cosa.

Abrazix

Encarni dijo...

Antifaz, reconozco que la experiencia es un grado, pero el arte lo hacen los artistas, aunque lo mismo, todos y todas llevamos un/a artista dentro :) y tenemos la suerte que alguien pueda descubrirlo y con la edad lo seamos más. No me cabe duda.
Besos.

Ricardo Miñana dijo...

No vi la película pero me parece una interesate y reflexiva obra, solo tengo que añadir que la sexualidad es sublime, a cualquier edad,
un placer leerte.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Encarni dijo...

Ana, es importante lo que acabas de decir, al igual que evolucionamos en todos los terrenos y partiendo de cada persona es un mundo en si mismo, el sexo se va adaptando a las circunstancia personales, emocionales y físicas de cada cual.
La pelicula se atreve a contar que las personas de la tercera edad no aparcan los sentimientos, incluso se atreve a contar algunas cosas más, pero esas conclusiones las sacarás cuando la veas.
Se podía contar esta pelicula con protagonistas algo más jovens, pues sí, el aliciente es que en la vejez existen connotaciones específicas de ese periodo de tiempo como la salud, la enfermedad, el tiempo y la muerte, que añaden elementos nuevos al drama.
Cuando tengáis un ratito, la veis, a ver que os parece.

Un besote.

Encarni dijo...

José Vte. Tal vez porque ese es nuestro horizonte al que mirar, y si no llegamos es porque nos hemos quedado en el camino, me preocupan o me sorprenden estos temas tan poco visibles. Lo único que vende es la juventud, pero estamos abocados a la piramide invertida, con lo que estas personas también tienen cosas que decir y que hacer.

Un abrazo.

Encarni dijo...

Ricardo, gracias por pasarte y dejar un poco de tu brisa. Algun día si te apetece la ves, y sacas tus propias conclusiones.

Feliz semana para ti tambien.

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Encarni, estoy contigo: creo que el sexo existe en todas las edades de la vida humana, desde que nacemos hasta que morimos. Otra cosa son las diferentes maneras de manifestarse el mismo en cada una de las edades o etapas.
Me apunto la peli para verla.
Besos.

lemaki dijo...

No la he visto pero oí las críticas sobre esta película. Es cierto, durante mi juventud no pensaba en el sexo que pudieran practicar mis padres, más adelante descubrí que tenían una vida plena y ahora que mi padre y madre tienen sesenta y tantos, siguen manteniendo este contacto especial... lo sé por mi madre y, me admira, al igual que la trama de la película que tan detalladamente y de forma tan amable y cariñosa nos has presentado. Es formidable seguir manteniendo cierto deseo y relación con una persona a lo largo de tantos años, al menos, me gustaría poder disfrutar del sexo con sesenta y tantos años, al igual que esta pareja tan enternecedora. Siempre he escuchado historias de amor en centros geriatricos, entre residentes o mujeres y hombres que allí conviven, por tanto, el sexo nunca muere, es la mejor comunicación entre dos personas.

Me gustó tu post. Una excelente recomendación.

saludos.