jueves, 28 de octubre de 2010

A final de mes...


Y a final de mes, los restos de la nevera y los estantes mudos, sólo una mirada vacía en el lugar de la leche, una huella reseca
de  preguntas.

Encima de la mesa facturas que hacen cola para bailar con algún billete cojo y los números esperan en el interior
de una hucha.

El trabajo es una hoja aplastada que alguien ha lanzado a la papelera porque no tiene nombre, ni hambre, ni voz,
ni dudas.

Sólo unas manos que nacen de la tierra y crecen sin ramas, hojas baldías que sin abrigo mueren en la intemperie,
juntas.

Y así, la vida resulta un escaparate frío de pobres que se asoman con las ganas prestadas y la voluntad de saldo impuestas, e injustas



30 comentarios:

Anusky66 dijo...

Encarni ¿cuando te has colado en mi casa ? por que la has descrito a la perfección
Un besazo

Anna Jorba Ricart dijo...

Encarni...si tuviera una varita mágica, ten por seguro que vendría a darte un toque para disipar las penurias de llegar a ese fin de mes que describes...
La música excelente.
jajajaja Anusky qué gracioso comentario....

emejota dijo...

Me he quedado muda. En estas circunstancias se nos ofrece una rápida visión de nuestro verdadero valor, prácticamente nulo. A partir de aquí, lo que reste será para luchar contra esta realidad, por cambiarla. Muchos caerán, unos pocos, los más fuertes, quizás los mas crueles, no, se abrirán paso.
Ay, no me gusta pronunciar estas palabras tan crueles, la cultura y la necesidad de ignorarla nos niebla la vista por un tiempo, el tiempo de la felicidad. Un fuerte abrazo.

Encarni dijo...

ANUSKY, debió ser un día que te fuiste a tomar un café, no te acuerdas? Jaja. Por desgracia esta situación se está dando en muchos hogares, en muchas casas.

Un beso guapa, otro día llamaré antes :)

ANNA, si tuvieras esa varita mágica yo te la compraba, con el dinero de mi hucha, claro:)
Tengo ganas de que acabe este mes, afortunadamente ya queda poco, pero... y el mes que viene?
El mes que viene le presto la varita mágica a Anusky, jaja
Un abrazo.

nocheinfinita dijo...

Algunos a principios de mes también.

Malos tiempos, ciertas tus palabras...

Un abrazo

noche

Encarni dijo...

EMEJOTA, El modelo que hasta ahora imperaba era el de que se podía tener todo, mientras se pagara, todo tenía un precio. El individualismo fue haciendo el resto, nadie necesitaba de nadie porque el sueldo, el dinero y el banco iban a facilitarnos ese camino hacia la felicidad. Pero la tortilla se ha vuelto del revés, y ahora que estabamos acostumbrados a salir sólos de las situaciones nos vemos abocados a convivir, a compartir, a ser solidarios, sobre todo si tu vida se sustentaba de un trabajo y lo pierdes, y con eso pierdes todo lo demás. En estos casos la pobreza nos va llegando, algunos antes otros después, pero llega, y ahora más que nunca esos valores que estaban olvidados en el baúl de los recuerdos, van a comenzar a ponerse en evidencia. Pero Emejota, no estamos entrenados, y la necesidad obligará, confío en ello.
Un abrazo fuerte, guapa.

Jose Vte. dijo...

Corren muy malos tiempos, Encarni, los estamos padeciendo con mas optimismo y mas tesón del que la realidad diaria nos brinda.
Si yo tuviera esa varita mágica, pierde cuidado que te la prestaría, desgraciadamente hace algún tiempo que la perdí y aun ando buscándola.

Un abrazo mágico

beker dijo...

Describes muy bien, un drama que por desgracia se ha hecho casi cotidiano. Un abrazo

Javier Martinez V. dijo...

Muy bien Encarni, has expresado de manera inteligente lo dificil que estan estos tiempos.

Saludosss.

Miguel Ángel dijo...

Nos han hecho creer, o nosotros mismos tuvimos interés en ello, que esto era Jauja, y que podíamos tirar la casa por la ventana. Pero esa visión general no era tal, y mientras tanto eso que describes ocurría ya, sólo que en silencio, en muchas cocinas de muchos hogares, de aquí y de otros sitios. Y las huchas estaban en lugares discretos, de donde se surtía condumio para demasiados estómagos olvidados, que no contaban en las grandes estadísticas, ni estaban en los escaparates iluminados de las calles que frecuentábamos. Estaban tan modosamente situados que ni se apreciaban, ni interesaba mirarlos. Siguen en el mismo lugar, sólo que ahora están mucho más frecuentados, y los que antes comían en restaurantes de postín los findes, ahora casi a diario manducan del común, del gratuito, del solidario.
Bendita crisis si hace abrir los ojos de los que antes sólo se miraban a sí mismos.
A lo mejor a partir de ahora cambiamos la manera de conjugar los verbos, y pasamos a usar un poco más el plural: del yo-me-mi-conmigo al nosotros, por ejemplo.

Gracias Encarni; si era eso lo que querías decir, lo has expresado muy bien.

Encarni dijo...

NOCHE, si al principio de mes las cosas se ven así, todo está peor de lo que imagino.

Un abrazo.

JOSE VTE, más de uno y de una ha perdido esa varita mágica, y anda perdido/a buscándola, la esperanza es lo último que se pierde, pero la esperanza no alimenta. Tal vez la esperanza sea esa varita mágica.

Un abrazo de esperanza.

BEKER

Lamentablemente se está haciendo cotidiano y lo peor de todo es que estamos solos/as para afrontarlo. Cáritas decía ayer que este año está asistiendo al doble de personas que el año pasado. Pues creo que hay que contarlo.
Un abrazo.

Encarni dijo...

JAVIER, siempre ha habido gente con problemas para llegar a fin de mes, por diversos y variados motivos, lo que pasa es que ahora se están multiplicando y la mayoría por no tener un empleo.

Saludos.

lemaki dijo...

Quiero tener la ilusión de que más tarde o tal vez, sin mucha demora todos encontramos una hoja con nuestro nombre sobre una mesa y un ordenador y, a continuación una vez introducido el dato correspondiente que hagan lo que quieran con la hoja: reciclarla, avión de papel o una pajarita de papel, que envuelvan pequeñas cosas...

Me gustó esta lectura a pesar de la gran dificultad del tema que tramas.

Un saludo (que ya estamos en otro mes).

Utopazzo dijo...

Me sorprende nuevamente tu entrada... una poesía sencilla, directa y de "andar por casa"...no soy mucho de poesía pero he de reconocer que en cada palabra que utilizas, adivino tu estado, tu rabia, tu impotencia...
Me viene a la cabeza algo que oí o leí (no recuerdo) sobre la vida o la justicia, vendría a ser algo así: "nadie dijo nunca, que vivir sería sencillo, nadie dijo que habría justicia..." algo así; y yo te digo, que a estas alturas, no creo en "casi" nada que tenga que ver con la justicia, y menos con la "divina"... esta vida es un compendio de casualidades, causalidades e injusticia repartida por igual; pues poca gente conozco que se sienta seguro y realizado...
Yo mismo, creo que tengo demasiada suerte en la vida y se cumple con ello la paradoja; por un lado soy feliz y por el otro, creo que no lo merezco pues no he hecho méritos para tener la situación que tengo. ¿Entonces voy a creer en la justicia en el mundo...?
Un abrazo y esperemos, que puedas hacer millones de esos poemas y que al menos, sean al fin de mes...de esa forma, podremos decir que estas ahí (luchando)...

lemaki dijo...

He encontrado este poema y me he acordado de ti...

Una meta: la nómina,
imaginar un mes
prisionero de un papel.
Subsistir asido al tiempo,
colgando
en un equilibrio
de permanencia inhóspita
en el lugar.

Miguel Delibes

buen fin de semana.

Encarni dijo...

MIGUEL ANGEL, mi intención de alguna manera era esa. Nunca podemos ponerle precio a nuestro trabajo y contamos con ello a pesar de todo, pero si además se pierde el empleo, nos quedamos solos o más solos que antes. Mi abuelo materno me contaba como llegaban a vivir varias familias en una casa sin ser familia, como compartían la cocina y el baño (si había), claro que fue después de la guerra civil, fueron unos tiempos muy difíciles que la solidaridad entre los iguales era común, por lo menos eso decía él.
Por mi experiencia personal, muchos valores se han perdido o han pasado a la historia, porque existen los de usar y tirar que son más prácticos, pero con lo que se avecina, creo que vamos a reciclar algunos de esos valores.

Encarni dijo...

UTOPAZZO, así es, un poema de andar por casa, no pretendía nada más, no sé como me atrevo a llamarlo poema, cuando es una queja o la descripción de algo cotidiano. José Hierro decía que se podía hacer un poema hasta de un macarrón,pero como ando casi siempre en la cocina lo mío son las recetas, a ser posible ecónomicas. Alguien me dijo una vez que había que ser pobre pero que no se notara, algo con lo que estuve en total desacuerdo. Pero Utopazzo, sabes, en la pobreza también hay escalas y dependiendo en que escalón estés te ira mal o menos mal.

No crees que tal vez para ser feliz necesites muy poco? Y no se trate de justicia, por lo menos en tu caso. Si hubiera nacido en la India, o en Africa pienso que sería otro el poema, ya no sería llegar a fin de mes, si no cómo afrontar el día a día.

Un abrazo. (De la Justicia Poética hablamos otro día, vale?)

Ricardo Miñana dijo...

Muy bien dicho, muy grave esta crisis, sientes impotencia en ver como los politicos no tienen ninguna capacidad para resolver nada, y cada vez mas familias en el paro, actualmente
6 de cada 10 familias no llegan a final de mes, hasta donde vamos a llegar?
es un placer pasar por tu casa.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo

Encarni dijo...

LEMAKI, la verdad es que es una alegría verte. Es difícil ser alguien cuando lo único que miran es la productividad y la competitividad a costa de los trabajadores y si no eres rentable, pues a la calle, no importa quien seas. Eso es lo triste. En Japón por ejemplo los trabajadores son casí funcionarios de una empresa privada porque trabajaban en ella toda la vida.
Pienso que sin trabajo la vida es un escaparate, y no hablo de subsidios, ayudas,etc., que de alguna manera palian las necesidades más urgentes, pero que todo se acaba y después ¿qué?.

Gracias por el poema que me has traido, expresa muy bien los resortes que tiene una nómina y por tanto un trabajo, y por tanto la vida.

Un abrazo doble, guapa.

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Ayyyyyyy!! Es que ya no basta con ajustarse el cinturón.
Al principio era cuestión de eliminar gastos superfluos, pero ya no es suficiente. Ahora hasta hay que economizar en lo imprescindible...

Y mientras tanto los impuestos subiendo sin parar. El gobierno en vez de ayudar, exprime.

En fin, confiemos aguantar como sea hasta que veamos luz al final del túnel.
Muchas gracias por venir a mi ventana a darme la bienvenida. Continuaré con el relato, y espero que lo sigas. Aunque es ficticio, podría ser el de cualquier mujer actual.

Un beso.

Ana dijo...

Tienes una gran habilidad para transmitir en cualquier formato, como en este caso, haciendo un poema de una situación común y compartida por una multitud cada vez mayor y más indignada? Aquí dudo, me parece que estamos viviendo un momento marcado por el desencanto, con el peligro que este concepto conlleva; después de tantos esfuerzos, luchas, ilusiones...ahora qué? Al menos hoy no tengo respuesta.

Un abrazo solidario.

Patricia dijo...

Nada es permanente, el mundo cambia en cada segundo que pasa, al igual los triunfos y las caidas. Lindo blog, me gusto como resumiste ese sentimiento en tus frases,
saludos,

Isabel Martínez Barquero dijo...

Estremecedor, sí, pero real: la realidad de la crisis en muchos hogares, la realidad, nos guste o no. Pasaron los tiempos del becerro de oro y, ahora, los de siempre hacen equilibrios para subsistir.

Valiente y real, Encarni. Lo has expuesto de una forma hermosa, me ha gustado.
Un beso.

virgi dijo...

Tiempo duros, después de una bonanza dulce. Casi todos estamos remando en barcas parecidas. Unos pocos, ni se enteran, van en yates, cómodos y felices.
Besitos

JUDA dijo...

Todos formamos parte de ese escaparate frío, al que no se asoman los que tienen trabajo, los que pueden pedir dinero al banco, los que ostentan el poder.

Triste, pero cierto. Qué bonito lo escribes; te nombraría Ministra de Poesía, si pudiera...

Encarni dijo...

RICARDO, no quiero ser pesimista, me gustaría pensar como un hombre que llamó un día a la radio y decía que se había quedado sin trabajo, y que ahora se podía dedicar más al cuidado y a la atención de sus hijos/as. Cuando colgó pensé que eso estaba muy bien mientras tuviera paro, después las cosas serían diferentes.
Buen fin de semana para ti también, y gracias por visitarme.
Un abrazo.

ADELAIDA, las cosas están mal y cada día que pasa más, aunque todavía podría ser peor si vivieramos en Inglaterra, por poner un ejemplo.

Seguiré tu relato, es verdad podría ser real.
Un beso.

ANA, a veces no se sabe que hacer con toda la verdad de la que disponemos, a veces no sabemos gestionar lo que nos sucede, pero seguimos, aunque desencantados, creo que ahora tocan tiempos de incertidumbre, yo tampoco tengo todas las respuestas, pero si muchas preguntas
que tampoco nadie me responderá.
Así que me solidarizo contigo y te envío otro abrazo.

Encarni dijo...

PATRICIA, es cierto que vamos cambiando, incluso nuestra visión de las cosas, lo importante será saber que haremos cuando llegue el momento de los grandes cambios negativos. Todo es cíclico, ahora tocan las vacas flacas, ¿pero cuándo estuvieron las vacas gordas, que yo no las vi?
Bienvenida a mi blog.
Un saludo andaluz.

ISABEL, creo que siempre se está adorando, lo que pasa es que ahora la fiesta para asistir a la celebración del becerro de oro tiene invitación que hay que pagar con adelanto, con intereses y avales, lo que reduce el número de invitados.

Un gran abrazo, Isabel.

VIRGI, sabes qué el consumo se ha hundido estrepitosamente? Esto puede indicar que la mayoría que consumían eran de la clase trabajadora, y yo me pregunto, la clase alta no consume? o también se han estrechado el cinturón por simpatía social? No sé qué harán con tanto stock.
Un beso, guapa.

Encarni dijo...

JUDA, mira que se me fue la luz mientras te contestaba...

Y te decía: ¿ Ministra de Poesía? Eso lo hace ya el ministerio de cultura ¿no? Además hay que ajustarse el cinturón y reducir ministerios, lo mío es un hobby. Pero consideraré tu propuesta, que quedaría tal que así: Mínistra de Poesía en la blogofesra y el ciberespacio.

Pensándolo bien, me quedo con Encarni a secas va mejor con mi personalidad :)

ALENKA dijo...

Por lo visto, y como dicen por acá, "En todas partes se cuecen habas". Triste, pero es verdad.
Un abrazo.

Tonet dijo...

He llegado por casualidad, pero me ha encantado lo que he leido. Con tu permiso volveré.
La música de J. Williams, sublime, verdad?
Gracias. Un saludo