martes, 12 de octubre de 2010

Una semana con la Ley de Murphy

Ley de Murphy:

Si algo puede salir mal,

saldrá mal, incluso puede ir a peor.

Lunes 4:

La semana comienza con la reunión general de tutores con las clases correspondientes. Como presidenta del AMPA también comienza la campaña de captación de socios/as y elaboro un documento explicando las ventajas que tiene ser socio para los niños y niñas dentro del colegio. Para ello debo entrar en cada una de las clases y dar un pequeño discurso. La organización de los horarios en cada aula se ha extendido y muchos profesores y profesoras me sugieren que debo ser breve, así que mi discurso se reduce a cuatros palabras insulsas y acabo pronto en cada aula, pero he perdido cuatro horas (con lo que tengo que planchar…).

(He pasado muchos nervios)

Martes 5:

Debo hacer la misma operación con 1º y 2º de ESO que también se da en este colegio de Infantil y Primaria. Llego tarde. Me trago todos los discursos. Cuando el último dice la última palabra, yo me levanto y les pido a los padres un minuto. Necesito hablarles porque en el curso pasado no hubo delegados/as de estos cursos, además los socios/as fueron muy pocos, con ese propósito quiero dirigirme a los padres y madres, pero todos se levantan con la intención de abandonar el aula. Como miembro de la comunidad educativa me han faltado al respeto y así lo digo. Unas cuantas madres se quedan a escucharme. Las profesoras están detrás de mí haciendo tutorías personalizadas.

(Me he enfadado y me pregunto si esto tiene algún sentido)

Miércoles 6:

A la entrada del colegio una madre me invita a un café, es la misma madre que le hizo la vida imposible a la anterior presidenta. Antes de tomar el primer sorbo, me arroja una serie de dimes y diretes, y me culpa de muchas equivocaciones en la última reunión de Junta. Le digo que es imposible que yo haya dicho eso, y me sorprende narrándome cuándo comenzó la reunión, qué dije, cuándo me callé, cuándo hablé dirigiéndome a ella, cuándo hable con las demás mamás, me relató al dedillo todo cuanto hice. Después de hablar bastante rato, acabo más sorprendida viendo como está intentando ponerse medallas de algo que se inventa o imagina, pero que yo conozco y que no es cierto.

(Esta conversación me incomoda y me pone en la tesitura de cómo manejarla para que no me destroce la Junta)

Entro en mi edificio cargada con dos bolsas de compra. Me cruzo con una vecina y le doy el pésame por la muerte de su hermano. Al rato aparece su marido y comienza a hablarme sobre algunos artículos de la comunidad de propietarios que incumplen otros vecinos. Me cuenta historias pasadas que tiene varias versiones como he podido comprobar por otros vecinos. Ahora crítica mi actuación con respecto a las gestiones que vengo haciendo desde hace tres años para la instalación del ascensor. Intento explicarle algunos avatares y problemas que tuve que resolver, pero este señor se niega entenderme. No quiero discutir sobre algo que ya se ha hecho y que hice sin ayuda.

(Me encuentro muy, muy nerviosa. Me viene a la memoria Elfriede Jelinek, premio Nobel de Literatura en el 2004 que padece fobia social y que por ello no fue a recoger su premio.)

Jueves 7:

He dormido poco, las musas me han visitado pero he de ir a trabajar a casa de una señora que me contrata como empleada de hogar por cuatro horas.

Por la tarde he ido a de gestionar mi matricula, este es mi último año de la diplomatura de Educación Social. Me informan que las tutorías se desplazan de fecha y lugar. Estupendo, ahora tendré que viajar una vez a la semana. ¡Fantástico!

(Estoy cansada)

Viernes 8:

Trabajo en casa de otra señora de edad avanzada. Esta señora tiene muchos problemas familiares y me hace partícipe de ellos, yo la escucho mientras trabajo en su casa, además trato de que vea las cosas desde otro punto de vista, sobre todo para descargar la conciencia. A veces pienso que me contrata para que la apoye y para que la escuche.

(Sigo cansada)

Por la tarde tengo un ratito y me pongo a plasmar lo que mis musas me dejaron la otra mañana en mi almohada.

Después hago otras gestiones que tenía pendientes. Cuando vuelvo a casa, al rato me llama mi hermana para contarme que mi madre está ingresada nuevamente en el hospital. Otra vez su corazón se desborda. Todavía recuerdo como el año pasado casi no contábamos con ella, y me duele, creo que este sentimiento sigue conmigo.

(Me siento extraña).

Sábado 9:

Me duele la espalda, me siento cansada y triste. Pienso que debo viajar a ver a mi madre y estar con ella un par de días aprovechando que hay puente en el colegio. Pero me siento sin energía, así que decido hacerlo el domingo y me doy tiempo.

Domingo 10:

Ha estado lloviendo toda la noche, sigue lloviendo, madrugo para preparar mi viaje. Al levantarme me siento mal, todo me da vueltas, mi habitación parece un barco, creo que pasará, a pesar de esto, estoy decidida a viajar. Pero no puedo mover el cuello, no puedo agacharme, todo sigue dándome vueltas. Esto se debe a que mi cabeza pesa tanto que mi cuerpo no quiere hacerse cargo del excesivo peso que hay en ella. Por otro lado mi cuerpo me duele tanto que no se pone de acuerdo con mi cuello para sostener mi cabeza. Tengo ganas de vomitar. Decididamente no podré viajar.

(Me siento fatal.)

Para colmo la pantalla del ordenador se ha roto.

Estoy tan harta, que sólo me gustaría gritar, pero no puedo ni con mi cuerpo ni con mi alma.

Y estamos en Feria; maldita la gana que tengo de divertirme.


Cuando todo va mal


32 comentarios:

Calvarian dijo...

Encarni, corazón, pisa el freno. Piensa un poco más en ti. Esto no va por buen camino...
No quiero meterme donde no me llaman, pero ya peleé con mi madre y sigue siendo presidenta de la comunidad, con una panda Meretrices en su contra. No se merecen vuestro tiempo, ni en eso ni en el Ampa.
Los tuyos te necesitan más que el resto. Y eso ya es bastante.
Seguramente tengas unas contracturas musculares como templos debido al stress. De eso entiendo un poco, soy monitor de Gym aunque no ejerzo de ello

Te recomendaría una lectura...pero no sé si lo he hecho ya...Soy mu pesado y no suelo recordar a quien le conté como nacio el calvo
http://sombratriste.blogspot.com/2009/07/ynaci.html
Espero que sonrías un poco

Bésix


Por supuesto quedas eximida de leer en mi blog...tendrás 5 minutos más jejeje. Serás...Voy a partir cara virtualmente.

emejota dijo...

Sabes cómo te entiendo. Lo primero lo de tu madre, se que es duro pero a ciertas edades hay que irse haciendo a la idea de más pérdida que recogida.
El stress te está matando y también entiendo lo de la fobia social, lo que cuentas es lo más normal porque la fuerza de unos pocos desequilibrados es muy superior al de la mayoría pasiva. Recuerda que no tienes la necesidad de aguantarlos y si educadamente no entienden, adquirir fama de "dura o difícil" ayuda, al menos, a que molesten menos.
Ya se que a una le sale de forma natural ser "educada y agradable", pero es lo que hay en esta sociedad que hemos creado. Una "fresca" a tiempo puede librarte de mucha agonía, y si piensan mal, que mas da, si este tipo de personas lo va a seguir haciendo en cualquier caso.
Ojito con este tipo de invitaciones, llevan veneno.
Al menos aprenderás mucho con esta experiencia, pero eso sí, sal siempre con el "impermeable" en la medida de lo posible.
En cuanto al resto, es lo más importante. A partir de los cuarenta conviene recordar que ya no se tienen 20 ni 30: "amate más", esto da intereses porque los tuyos, a la larga, siempre lo agradecerán aunque parezca que no se enteran.
En cuanto al resto, lo básico, trabajo y profesión. Tanto mas da lo que la anciana diga, es un trabajo digno, que no es poco y a lo mejor al escucharle la estas aliviando, eso enriquece.
Y por último del panegírico, lo más importante acabar esos estudios, aunque tarden un tiempo en reportarte un puesto profesional en línea.
Deseo que te mejores y puedas marcarte un buen baile con tus musas. Un muy fuerte abrazo, ya sabes que te llevo en mi corazón.

Utopazzo dijo...

Vaya! Encarni...esto supera todo lo que has escrito anteriormente pues esto es real!...siento cómo puedes sentirte, aunque sólo en parte, pues además de lo que llevas encima, llevas también lo de la plancha (por poner un ejemplo suave)...que triste panorama con lo del Ampa, la comunidad de vecinos...en fin, lo principal, que tu madre se recupere y en cuanto a ti (a vosotros) te diría con total confianza (aunque pueda parecer fácil desde aquí) lo mandaría todo a hacer puñetas, a la mierda...piensa más en ti: todo se resume en ser un poco más egoísta...intenta un cambio radical, quién sabe.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

A la anciana que lo que necesita es hablar, recomiéndale que abra un blog (jajajaja).
La presidencia de la asociación de padres es algo pasajero, entiéndelo como algo divertido o aparecerán más madres como esa, aunque tienes la opción de mandarla hacer estadística, nombrarla secretaria y que levante acta de las sesiones con pelos y señales. Claro que, al iniciar cada reunión tendrás que decir "gracias al maravilloso esfuerzo de...podemos recordar con pelos y señales la última reunión": la mayor parte de la gente que se dedica a llevar la contraria suele estar falta de afecto y seguridad y con eso la ayudas y te ayudas.
La enfermedad de tu madre tendrás que asumirla.
Tu falta de forma creo que es debida a lo que Calvarian te apunta sabiamente. Relájate.
Y, que lo sepas: estamos auí para escucharte.

Ana dijo...

Encarni, te entiendo perfectamente, y desde mi agnosticismo manifiesto creo en la ley de Murphy. Yo he tenido vértigo, padezco de vértigos, y son terribles y casi siempre aparecen como consecuencia de un estrés bastante fuerte. A veces queremos hacerlo todo aquí y ahora, y lo único que conseguimos es llevarnos los problemas acumulados de un sitio a otro, nos los llevamos a la compra, al trabajo, a la cama, hasta que el peso emocional es insoportable y estallamos. Trata de relativizar y buscar el lugar y el momento para atacar cada cuestión, aunque no soy la más indicada para dar este tipo de consejos, en fin maneras de vivir...

http://www.youtube.com/watch?v=UuAsIv-SFXg

Miguel Ángel dijo...

¡Qué suerte tienes que a pesar de Murfi sigues funcionando!
Soluciones para los problemas planteados:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Creo recordar que te propuse que te quedaras con Gumi, si a Gumi le parece. Achucharlo de vez en cuando relaja un montón. Es un oso de peluche muy afectivo. También está afectado por Murfi, y si tiene ocasión de escaparse a zanganear por ahí, ten por seguro que lo hará.
Pero siempre vuelve.

Jose Vte. dijo...

Encarni eso es principio de gripe, estress postraumático de aguantar a tanto capullo o simplemente un estar hasta los hue..., o su homónimo femenino.
Te cuento un chiste muy corto y muy viejo para que te relajes:

Dos tomates por la carretera y en animada charla:
¡oye...! ¡chofff!
¿que...? ¡chofff!

Siento que sea tan malo, un beso y animate

Anusky66 dijo...

El cuerpo es sabio y no hace lo que queremos ,sino lo que nos conviene y el tuyo te está avisando que debes relajarte o te va a obligar a guardar cama.
Hay una técnica llamada "la campana de cristal" que consiste en visualizar que estas dentro de una campana transparente en la que te metes cuando tienes que aguantar a gente tan negativa y su influencia en tu estado de animo es mucho menor .
Un besazo cargado de energía positiva

El antifaz dijo...

Estas por encima de todo eso. Vives con eso, pero existe un lugar y un momento donde nada de eso esta.
Solo tu. Ahi decides.
Relajate... y ve a la feria.

Saludos.

Encarni dijo...

Calvarian, que gracia me ha echo tu monólogo,bueno, dicen que reirse libera el estres, creo que ya tengo menos, jajaja.

No debería quejarme porque después de todo sigo aquí,al frente. Estoy tratando de pensar más en mí, pero no sé, debo de estar haciéndolo muy mal.
Voy a seguir tu consejo, esta visto que si no paro, el cuerpo es el que me para.

Un abrazix :)

Encarni dijo...

Emejota tal vez necesitaba sacar esta semana para sentirme mejor, tal vez sea eso. Pero creo que ya sumo lo del año pasado, en el cual descubrí la naturaleza de algunas personas, y es triste ver o mejor dicho sufrir como intentan manipular, o ponerte en lugares en los que te han metido a la fuerza abusando de mi buena fe. Y cuando te das cuenta de que esas personas quieren utilarte, entonces me niego a seguir. El año pasado fue un año muy duro para mí, en el cual aprendí a descubrir algunas pequeñas miserias humanas. Sin embargo a veces creo que soy como esos muñecos tentetiesos que por muchos golpes sigue de pie,y no se hasta cuando.
Gracias guapa por tu apoyo, es una suerte contar contigo.
Un abrazo con brisa...

Encarni dijo...

Utopazzo, verás a mi los cambios radicales no ve me van, creo que deben de salir del alma, y hasta entonces esperaré, mientras tanto haré lo que pueda. Estoy intentando delegar responsabilidades, a ver que tal se reparten, si no hay gente al frente no haré nada, sólo lo imprescindible.

Sabes, este también es un campo de batalla, mis estudios tratan de la Educación Social, y eso conlleva tratar a gente de todo tipo, eso lo asumo, por eso no me viene grande estas cosas, lo que pasa es que me ha pillado algo desprevenida o baja de fuerzas.

Intentaré recuperarme, y voy a 'aprender a ser egoista', lo prometo.
Un beso.

Encarni dijo...

Maria Jesus, vamos a mi no me importaría enseñarla pero creo que es demasiado tarde. Yo aprendo de todo el mundo, intendo comprender los resortes por los que se mueven algunas personas, por qué sufren, por qué resuelven sus problemas de una manera determinada, me enriquece escuchar, este para mí no es un problema.

Ahora bien, tu consejo para ocupar a esta madre en la Junta no me parece positivo, el año pasado le di carta abierta para que aportara cosas, y en efecto hizo una cosa importante, después ha tratado de manipularme, cosa que no ha conseguido, entre otras cosas porque mi manera de actuar con ella es discreta y distante.
Y te contaré que esta mamá (la del café) una vez fue secretaria, y en las actas contaba todo, todo, todo, los comentarios que se hacen, si se levantaba alguna mamá, si se abría una ventana... en fin que las actas de reunión se hacían larguiiiiiisimas.

La enfermedad de mi madre se va asumiendo poco a poco, pero cuesta, de momento seguiré su desarrollo a ver que tal evoluciona.
Un abrazo y gracias por escucharme.

lemaki dijo...

Me pareces una mujer tan valiente y emprendedora que no sé qué escribirte. Sin duda, afrontar la dirección del AMPA, la presidencia de la comunidad de vecinos, estudiar una carrera (el último curso), trabajar y educar a tu hija... no lo hace cualquiera, te lo aseguro.

Por tanto, se me ocurre señalar (desde mi modestia) que te centres en aquello que era es verdaderamente importante: tal vez estar con tu madre, tu trabajo (puesto que hay que seguir viviendo), tu hija y estudiar... lo demás ya se irá afrontando a medida que vayan surgiendo temas...

Ánimate, esta semana además de más corta será algo más tranquila puesto que tan intensa como la pasada será difícil toparse con ella.

Espero que todo vaya bien. Un abrazo.

Encarni dijo...

Ana, a mí la ley de murfi me tiene cariño. De vez en cuando aparece y se lleva una semana o un mes o un año, que de todo hay. Esto de los vertigos lo llevo padeciendo desde hace algunos años, de momento con medicación estoy mejor. Ayy, es que mis cervicales me recuerdan que me estoy haciendo mayor, jeje. Puede ser que este clima me esté afectando.
Cuando esté mejor, espera y verás...

Un beso guapa.

Encarni dijo...

Miguel Angel, es que a pesar de Murfi siempre digo y pienso en todo momento: esto va a salir bien, al final sólo le queda salir bien.
Los medicamentos también me ayudan, aunque sea un poquito.

Me quedo con tu consejo, en cuanto recobre mis fuerzas, me voy a dar un vuelta, seguro.

Dale un achuchón a Gumi de mi parte :)

Encarni dijo...

Jose Vte. Jajaja, has dado en el clavo, me sentía como un tomate a punto de explotar. La verdad es que hoy me he tomado la licencia de desahogarme, y es que no tengo remedio, por un lado me quejo y por otro estoy de nuevo de pie.

Gracias por tus animos (voy a intentarlo) :)

Un beso.

Encarni dijo...

Anusky, vaya que mi cuerpo tiene vida propia, que lo sé, me está avisando y le voy a hacer caso.

Oye que voy a practicar esta técnica de la campana de cristal, a ver que tal se me da.

Gracias por enviarme energia positiva, la necesito, ahora cogeré una poquita.

Un beso :)

Encarni dijo...

Antifaz, que razón tienes, existe una gran diferencia en la de estar con los demás (dependiendo de quien o quienes) y estar conmigo misma, en ese espacio decido yo, voy a pensar en ello. Lo de la feria ya es otra cosa.

Un abrazo.

Encarni dijo...

Lemaki, este es mi segundo año de presidenta del Ampa, y si decidí hacerme cargo de ella era porque tenía mis planes, planes que no salieron y tuve que improvisar sobre la marcha. El año pasado fue muy duro para mí, este año no estoy dispuesta a que sea igual, pero... no sé, espero que resulte más fácil.

Me voy a centrar en mis prioridades, (siempre lo digo, y luego...)

Un beso, guapa. (Voy a seguir adelante,seguro, espera que coja carrerilla y verás)

Javier Martinez Valles. dijo...

La vida es así: Días buenos, malos y fatales. Yo he vivido gran parte de mi vida en un país asiático en donde el stress es más común que una gripe pero aprendí algo, que uno debe separar cada cosa en su respectivo tiempo y espacio y no andar cargando lo mismo las 24 horas, solo así podrás llevar un ritmo de vida equilibrado.

Saludo.

Anónimo dijo...

Ya que no vienes por cine, te recomendare una peli "Amores locos" con Eduard Fernandez, habla de pintura de psicologia de... creo que puede gustarte...

Cuidate, escritora.

beker dijo...

Cuando todo se pone un poco del revés parece que es como una condena o una cadena, es igual. En cualquier caso hay que romperla, de alguna manera. Besos

Utopazzo dijo...

Mira Encarni, me sé una (que no es de Murphy) que viene a decir algo así: "si la cosa no tiene arreglo, ¿de qué preocuparse...?; y si la cosa tiene arreglo, ¿por qué preocuparse...?"
Bastante fácil de coger...aunque su autor debe ser un poco "contemplativo"...si te sirve de algo, "Todo lo que sube, baja" o "Después de la tormenta, viene la calma"...estas son más recurridas aunque nos agarramos muchas veces a algo así, te diría que sólo vale lo que tú quieras que valga; lo que tú decidas...y si aciertas o te equivocas, también es "conditio sine qua non" del ser humano.
Ánimo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Dentro de un tiempo, mirarás atrás y te sonreirás: "¿Estos eran problemas?", te dirás.
En fin, Encarni, intenta relativizar lo más que puedas. La vida es un eterno problema sin resolver y, en cada momento, el motivo que nos preocupa es el más importante del mundo. Luego, el tiempo nos demuestra que no era para tanto.
Aunque es cierto que hay rachas en las que todo se enreda y sentimos eso de las leyes de Murphy.
Ánimos y besos.

Encarni dijo...

Javier es cierto que existen días soleados, y días lluviosos, o días con una ventolera, esto metaforicamente hablando, igual existen días buenos, y como tu bien dices otros días, pero algunas veces se van amontonando, o son rachas. Todo se pasa, buscando el equilibrio ando.

Un saludo.

Encarni dijo...

Anónima, últimamente no estaba ni para mí misma, he tenido que quedarme este puente aquí para encontrarme.
Gracias por tu recomendación intentaré encontrarla.

Saludos, cinéfila.

Encarni dijo...

Beker, si te dijera que he intentado romper esa cadena y esa condena, y me ha sido imposible porque pongo en el balance todos los factores y al final, cuando me encuentro un poco más fuerte allá voy... debería plantearmelo en serio. Besos.

Encarni dijo...

Utopazzo, este proverbio me lo decía mi cuñada un día, ella dice que es chino. Estoy totalmente de acuerdo, pero tú sabes que a veces podemos con una montaña, y otras, la montaña puede con nosotros, esta semana era una de esas montañas, espero que no haya más o por lo menos que esté bien de salud.
Gracias por tus ánimos, y por estar.

Encarni dijo...

Isabel, también puedo mirar atrás y decir, por cosas mucho peores he pasado, y cosas mucho más gordas, y también sonrío porque ya pasaron. Gracias Isabel, ya estoy recuperando fuerzas e intentando relativizar la semana pasada, luego puede que hasta me ría incluso.
Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Mira Encarni...una mala semana...Lo que te han dicho todos y poca cosa más puedo decirte, que respires hondo, que te tranquilices y rompas el maleficio de esta semana riendote un poco de todo...o enviandolos a...
no vale la pena tomarse las cosas así...
date un respiro.

Encarni dijo...

Cierto Anna, sólo ha sido eso una mala semana que estoy tratando de reponer en esta que ya casi termina. Bueno necesitaba desahogarme, eso es todo.

Un abrazo.