jueves, 14 de octubre de 2010

Corazón


El día se le caía como una hoja de otoño y le pesaba como un árbol entero. Se puso a pensar en todas las mentiras que había a su alrededor: mentiras piadosas, mentiras políticas, hipocresía, publicidad engañosa, cirugía estética, fotoshop, protocolo, sonrisas enlatadas, potenciadores del sabor, comida rápida, contratos basura, pesticidas, productos químicos, etc., todo con apariencia de verdad. Miró aquella cajita de música que tenía el mismo tamaño que su corazón y sin pensarlo demasiado lo metió allí como lo único verdadero que tenía para preservarlo de tanta falsedad y sufrimiento. Salió a la calle. Al principio se sintió hueca, ligera de equipaje, pero siguió caminando. Vio a unos niños tirarle piedras a un perro que descansaba debajo de un banco del parque. Más adelante observó a una anciana que dormía entre cartones y continuó caminando hasta esa boca calle donde discutía una pareja y, él le amenazaba levantando su mano hacia ella. Se dio cuenta que sus ojos eran de verdad y no los arrancó para ponerlos en la caja, y se dio cuenta que sus oídos también eran de verdad y no arrancó las orejas y las ocultó, así que corrió con urgencia hasta su casa y puso la televisión a escuchar las noticias políticamente correctas, se sentó en el sofá, abrió la cajita y se volvió a poner el corazón en ese lugar que había quedado vacío. Una vez colocado, oyó la música del tic tac y comenzó de nuevo a dolerle la vida.



23 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Pues sí, la vida se cae como una hoja de otoño, y pesa tanto como un árbol entero. Y no es eso lo peor; luego llega el invierno.
Yo confío en que la primavera alguna vez sea definitiva, y no un mero trámite.

Escribes muy bonito. Enhorabuena y gracias.

beker dijo...

Demasiadas atrocidades para permanecer insensible... buena reflexión, un gran abrazo

Marcos dijo...

Sí, Encarni, falta humanidad en el mundo y gente que escriba tan profundo y realista al mismo tiempo, como tú.
Un beso y feliz viernes.

Javier Martinez Valles. dijo...

Y, es que la vida es así, como un pastel lleno de variados ingrediente que al final para algunos les sabrá dulce y para otros atroz. El mundo es y será imperfecto porque de lo contrario jamás existiría lo bueno. Lo mejor es ser realista que idealista para ayudar a que el día a día sea menos duro para nosotros y para los demás.

Saludos.

Jorge Llaguno dijo...

Vivir implica sentir. Sentir involucra sufrir. Sufrir permite madurar. Madurar enseña a disfrutar. Disfrutar es saber vivir.

Un abrazo!

J.

Isabel Martínez Barquero dijo...

A veces nos duele la vida, nos duele mucho, tanto que quisiéramos no sentir más. Ah..., si fuera posible, como en tu relato, arrancarnos el corazón y meterlo en una cajita...
Besos que atenuen el dolor de vivir.

Carmela dijo...

Buena descripción de la realidad que nos circunda.
"El día cayendo como una hoja de otoño ...pesando como un árbol entero".
Es cierto lo que con suma calidad describes : La vida duele a veces demasiado porque la intención es cambiar lo que está mal y surge la imposibilidad de hacerlo ... impotencia.
Para no " sentir" habría que pasar por la vida con indolencia metiendo el corazón en una " cápsula".
Bello video, Encarni!!!

Calvarian dijo...

La vida es así, lamentablemente. Yo tengo una ventaja, paso bastante desapercibido, se confunde mi brillo de calva con el reflejo de un espejo jejeje
Llevo mucho años pensando que es mejor no mirar o escuchar mucho de lo de fuera. Creo que tengo bastante con lo que me ha tocado vivir, tristezas, nostalgias, recuerdos, muertes, enfermedades...
Un poco de Anestesia no viene mal Encarni. Bésix

mariajesusparadela dijo...

La primera imagen es impactante (hoja y árbol).
La reflexión, profunda.
Pero yo te deseo que siempre te duela la vida, que nunca seas indiferente al dolor de otros (lo decía aquella canción:"solo le pido a Dios")

Utopazzo dijo...

Muy buena exposición sobre lo que nos toca...yo, no le pediría nada a nadie, ni a Dios, ni a la diosa fortuna, ni a nadie que no fuese de carne y hueso, y estuviese a tu lado...te comprendiese y te quisiera...sólo así, también podrás dar tú.
Ánimo por que a todos, nos toca de alguna manera, vivir diariamente con multitud de problemas, sinsabores...peo también la alegría de vivir; es lo único que tenemos propiamente dicho, nuestro.
Besos.

Jose Vte. dijo...

Cuanta verdad hay en tu pequeño relato, Encarni, en este mundo politicamente correcto, cada vez está menos definido lo que es de verdad y lo que es de mentira, pero este es el mundo que nos hemos fabricado nosotros, con sus cosas buenas y con sus injusticias.
Tenemos que aguantarlo asi, aunque muchas veces nos duela la vida de no entenderlo.

Un abrazo

Ana dijo...

La vida es tan interesante, fantástica, bella, asombrosa precisamente porque nos duele...sin su parte de dolor no tendría sentido y no sabríamos valorarla. Ocurre cómo con las vacaciones, lo que nos hace tan felices de tenerlas es saber que llegarán a su fin.

Por otro lado existen personas que llevan el corazón guardado en una cajita siempre ante los problemas o necesidades de los demás. Por eso son tan necesarias las personas que intentan corregir ésto con sus ideales y compromiso y que quizá sufren en exceso. A estas personas debemos cuidarlas porque desgraciadamente escasean.

Cuídate mucho.

emejota dijo...

Querida amiga, no sabes bien cómo te entiendo, hace poco le decía en un comentario a Anna que a veces me parecía que esperaba la muerte con los brazos abiertos, cansada ya de ver y quizás compartir, ¿quien sabe, ya? tanta ignominia. Y me ratifico, veo que la caída de la hoja nos está afectando a más de uno. Un fuerte abrazo, todo pasa y más deprisa de lo que nos imaginamos, además ahora mismo está ocurriendo algo estupendo, estoy escribiendo un comentario en tu blog. Un fuerte abrazo preciosa.

ALENKA dijo...

Hola, Encarni. ¿Puedo pasar? ¡Cuánta imaginación, Dios mío! ¡Cuánta belleza en este espacio! Estoy realmente impresionada con tu "Corazón". Es fantásticamente delicioso. Tengo deseos de tomarlo entre mis manos y estrujarlo contra mi pecho. Adoro las palabras, los sonidos, los aromas y las sensaciones que me provocan imágenes. Y este loco "Corazón" me ha dejado llenita, llenita de ellas.
Encarni, preciosa, cada vez me está siendo más difícil viajar por la blogósfera. Sin embargo, deseo de todo corazón venir a leerte. Soy una golosa de imágenes de pensamientos.
Felicidades por este "Corazón" delicioso.
Un beso.

latrís dijo...

Es buenísimo el post Encarni!!!
...y qué triste, por lo real
Un besazo!!!

Anna Jorba Ricart dijo...

Encarni...quería tener tiempo de calma para leer sin prisas tus relatos...es la forma de saborearlos..¡cómo me gustan!...y ese corazoncito de quita y pon, bien nos haría que pudieramos hacer realidad lo que dices guardarlo en una cajita y sacarlo a gusto.

ARO dijo...

A veces caemos en la indiferencia, en la falta de sentimientos hacia lo que nos rodea. Hay que tener siempre el corazón puesto.

Muy reflexivo y bello tu relato. Saludos.

El antifaz dijo...

Cuando te duele, no acabas por acostumbrarte a ver niños sin comida. Cuando te duele, haces algo para cambiarlo.

Besos.

lemaki dijo...

Qué bonito, sabes emplear las palabras adecuadas y darle el sentido justo para expresar gran parte de los sentimientos que diariamente experimentamos. Me has recordado aquel cuento de una estatua (lo voy a buscar en google y después te lo escribo...).

La estatua del Príncipe Feliz y de una golondrina. Ésta se refugia a sus pies y siente como caen gotas, pero no llovía eran las lágrimas del príncipe. "Presenta una cruda caricatura de la vida en Inglaterra a fines del siglo XIX, donde las diferencias sociales eran muy marcadas: la nobleza vivía en sus palacios rodeada de boato y riquezas y el pueblo sufría hambre y frío".

Dejo de enrrollarme y entusiasmarme y, solo escribir que me ha gustado lo que has publicado. Que en el fondo de nuestros ojos, se puede hallar la verdad y la sinceridad de las personas con las que tratamos habitualmente. Aunque la realidad sea cruda y descarnada, con sufrimiento y necesidades.

saludos.

Encarni dijo...

MIGUEL ANGEL
Yoe spero de nuevo la primavera sobre todo en algunos ámbitos de la vida, porque en tiempos de crisis hace mucho frío.

BEKER

Creo que la vida comienza a doler en el momento que la conciencia se despierta, entonces la realidad parece una herida abierta. Un abrazo.

MARCOS

Es curioso que falte humanidad en un mundo de humanos, esto significa que algo estamos haciendo mal. Un beso.

JAVIER

A veces la realidad ajena se va acercando más y más a nosotros, incluso de un día para otro. Saludos.

JORGE

Pienso que cuando se madura, es ahí donde la vida pesa y duele al mismo tiempo, por eso disfrutar lleva su tiempo. Un abrazo.

ISABEL

Ah! Sí Isabel, a veces nos duele tanto para decirnos que estamos vivos, otras debiera hablarnos flojito (soto voce) para que nos doliera menos.

CARMELA

La impotencia puede tener la capacidad de frustarnos tanto que eso hace la verdadera dimensión del sufrimiento. Un gran abrazo.

Encarni dijo...

CALVARIAN
Bueno, tú anestesias el corazón y yo te lo guardo... para más tarde o cuando lo necesites, ¿vale? Abrazix

MARIA JESUS
La vida nos duele en algunas ocasiones , pero creo que seguimos con el corazón puesto.
La canción me encanta. Un abrazo.

UTOPAZZO
Estoy de acuerdo contigo, la alegría también es un sentimiento, positivo, claro. Y vivo con ello a pesar de que a veces duela. Besos.

JOSE VTE
Una cosa que quería reflejar en este pequeño relato es la mentira en la que vivimos, pero que la verdad en algunos aspectos supera cualquier mentira. Ahí andamos. Un abrazo

ANA

Yo también pienso que la vida es bella, por eso quiero vivir, pero también quiero decir que la sólo las palabras no me valen. Cada día me muevo con hechos y tal vez eso es lo que más me duela; el intentar cambiar las cosas desde el especio en el que me muevo y además comparto.
Un beso, guapa.

Encarni dijo...

EMEJOTA
La caída de la hoja pasará y nosotros también pasaremos, y mientras tanto es estupendo tenerte en mi presente, este que corre tan deprisa, y que me ha permitido encontrarte. Un abrazo muy fuerte.

ALENKA
Tú si que eres preciosa y simpática, ha entrado y me has dejado una brisa fresca y alegre como tú misma. Me has alegrado el corazón con tus palabras. Estoy encantada de que vengas. Un beso guapetona.

LATRÍS
La verdad muchas veces es triste, por eso tenemos la literatura para remediar la tristeza, supongo. Un beso, guapa.

ANNA

Ay, Anna, si de verdad pudieramos esconderlo en algunas ocaiones. Pero también tenemos ojos ... Un abrazo.

ARO
A pesar de todo mi apuesta es por llevar el corazón con nosotros. Un abrazo.

ANTIFAZ
Si no se pueden cambiar las cosas por lo menos intentarlo, siempre hay que intentarlo. Besos.

LEMAKI
Conocía el cuento de la estatua, pero me lo has recordado muy bien, casí lo tenía olvidado.
La paradoja del cuento es sencilla, una simple estatua de piedra tiene más corazón que algunas personas en esa época.
Los tiempos cambian pero hay situaciones que no cambian y el corazón sigue latiendo.

Un abrazo fuerte.

Encarni dijo...

Gracias a todos/as por vuestras aportaciones y disculpad que no haya entrado antes a contestaros, he estado algo ocupada.