domingo, 22 de abril de 2012

23 de Abril Día del Libro. Lecturas...


 (Imagen sacada de google)
Todos los mundos posibles estaban en los libros, lo descubrí antes de robar mi primer cuento titulado 'Los viajes de Gulliver',  un cuento asombroso sobre  cómo somos ante los demás dependiendo también de cómo es la gente que tenemos a nuestro alrededor. Después de este delito literario no estaba dispuesta a ser una proscrita de por vida y me refugié en los tebeos porque eran asequibles y  los intercambiábamos con facilidad una vez devorados junto a la nocilla de las tardes. Luego llegaron los suspiros y las hormonas,  con los desamores y amores soñados de Jazmín , Corín Tellado y alguna Fotonovela esporádica, pero los arrinconé pronto, no me  convencían el comportamiento de los hombres y las mujeres de aquellas novelas baratas.   

En el instituto me obligaron a leer varios libros, recuerdo uno en especial titulado 'Las  inquietudes de Santi Andía'  del cual  hice un vasto comentario de texto que me ayudó a conseguir un sobresaliente. Hace ya tantos años y sólo recuerdo que el personaje tenía nostalgia del mar y recordaba su infancia de una manera que me identifiqué enseguida con él. A partir de aquí comencé a seleccionar mis lecturas,  una de ellas fue 'Niebla' de Miguel de Unamuno, recuerdo  el personaje de Augusto Pérez que se reveló contra al escritor y la frustración que le producía descubrir que era una invención y que la vida que tenía se la  ha otorgado Unamuno. El personaje se resiste y dice  tener vida propia. Con esa novela descubro que la literatura va más allá de las historias que nos cuentan sus autores.

Y llegó a casa  Ana Karenina  junto a otros libros antiguos y algunas revistas femeninas de la época franquista en una caja de fruta que el dueño quiso tirar a la basura  y que mi padre rescató a sabiendas de mi afición por la lectura. Después de curiosear aquellas revistas amarillentas con recetas  de cocina y consejos alrededor de la maternidad y el ajuar del bebé me decanté por el libro más gordo de León Tolstoi  para comenzar a leer esa misma tarde.  Mis padres y mis hermanos    apostaron que no pasaría de las diez primeras  páginas, pero qué equivocados estaban.  En este periodo  también leí 'La letra Escarlata', una novela que devoré enseguida   y sentí una profunda tristeza por la protagonista y su vergüenza con  esa letra A de adultera bordada en su pecho, como culpa y escarmiento para la sociedad.  Tal vez la leí siendo muy joven, o tal vez no, porque  comprendí muy pronto que la sociedad puede ser muy hipócrita y  creerse con la autoridad moral  de  controlar la vida de las personas. En la novela primaba el puritanismo y la virtud en detrimento de la compresión hacia el comportamiento de las personas.   En mi pueblo ocurría algo similar con las chicas que se quedaban embarazas y se convertían en madres solteras, quizá no con la misma fuerza, pero si con la misma autoridad moral y el mismo desprecio velado hacia las personas descarriadas según las normas éticas   de la sociedad pueblerina.

Yo que soñaba con bibliotecas desperté un buen día teniendo una con muchas estanterías y en las estanterías muchos libros, y en los libros de todo lo que podía soñar.    Mi nueva vida en pareja trajo nuevos descubrimientos literarios,  todas las lecturas dormían en sus páginas hasta que mis dedos  y mis ojos se posaban en ellas recobrando la vida que  ya tenían  y que también  me abordaban con nuevas historias.
Aquel tiempo transcurrió  entre  las novelas de Eva LunaLa casa de los espíritus de Isabel Allende, dos novelas que sin tener nada que ver con 'Cien años de soledad' me acercó mucho a esta literatura  de realismo mágico que de alguna manera me conectaba con los cuentos de la infancia. Más tarde me encontré con Tita, la protagonista de 'Como agua para chocolate'  la cual me llevó a la cocina a  descubrir  recetas con poderes fantásticos ligados  sin remedio a las emociones de la joven.   

Pero mientras vivía mi particular luna de miel ,  una tarde buscando nuevas  historias  en las estanterías  se cruzó  El diario de Anaïs Nin volumen I (1931-1934) que leí ensimismada por la sinceridad y la falta de tabúes  que la escritora narraba de sus experiencias  emocionales.  Me adentré en una nueva forma de contar desde un diario íntimo  en el que podía  comprender  sus sentimientos, sus dudas, sus frustraciones y su forma de pensar tan alejada de la mía, que me sorprendió su desnudez literaria.     Si comencé a leer libros escritos por mujeres fue porque hasta ese momento me di cuenta que la gran mayoría de libros que había leído  eran de escritores, por lo tanto quise comprobar la diferencia y  el resultado  estaba dando sus frutos, si bien la idea de continuar  con las autoras estaba en mis planes, decidí conocer a Henry Miller  ya que me lo había presentado Anaïs Nin   en su diario.  De esta forma  busqué  Trópico de Cáncer  y paliar mi curiosidad, quizá morbosa, por saber un poco más  de aquella relación que tuvo la escritora con  Henry y su mujer June. Desconocía que iba a encontrarme  una prosa  a medio camino entre la obscenidad y la  poética surrealista de la vida.   A modo de monólogo, el libro narra  la existencia de un hombre que carece de todo  en la ciudad de París, pero que sobrevive  gracias al alcohol y  a sus prácticas  sexuales que describe de forma explícita.  

Llegaron más libros, cada uno diferente al anterior,  pensé  que era una forma de experimentar la literatura desde diferentes puntos de vista,  temas o autores y autoras.  Por eso viajaba desde la risa de  La conjura de los necios   con Ignatius  hasta El amante chino de Margueritte Duras o bien hacía una revolución con Emile Zola con su novela Germinal, o que viajaba a través del tiempo, una vez de hombre y a la siguiente de mujer y así sucesivamente hasta nuestros días con Orlando de Virginia Woolf. Al igual que  El perfume cada libro traía su olor particular  que desprendía  una vez abierto y  respiraba el aroma a través de la lectura de cada nueva historia.  

 Son muchos más los libros que se han ido acomodando   a mis ratos de intimidad literaria,  sólo me cabe mencionar que la poesía también   estuvo  como  música de fondo y  me acompaña desde   aquella mañana en quinto de primaria con el  poema  ‘Vivo sin vivir en mí ' de Santa Teresa de Ávila,  el cual traté de comprender  a la salida del recreo  sola   con mis pensamientos.    Y Gustado Adolfo Bécquer  me dijo lo que era la poesía y Antonio Machado me llevo a su patio andaluz  en la infancia y   Miguel Hernández  me hizo mirar mis manos, y Alberti trajo una paloma  que equivocada  visitó mi cuarto. Y así, equivocada yo también,  amé los libros.

27 comentarios:

ana dijo...

Pues que me ha gustado mucho esta entrada, creo que la leíste en la reuniones mensuales con los compañeros del taller de narrativa, y me ha gustado porque me has hecho recordar algunos libros que yo también he leído, ya sabes, cuando se abre un libro, se abre la vida.

Un besazo.

emejota dijo...

Resulta curioso, muchos empezamos con los mismos autores y luego las circunstancias nos hacen ir diversificando. Bsss.

emejota dijo...

Ahh me olvidaba decirte que me tomé unas cucharaditas de paella a tu salud y recuerdo.

San dijo...

Creo querida Encarni que todos los titulos que has mencionado han pasado tambien por mis manos, cuantas historias hemos leido y hemos vivido, realmente son un tesoro las palabras. Un disfrute total. Mañana hay que celebrar este día del libro yo ya tengo algunos titulos para regalarme.
Un abrazo nos vemos.

Encarni dijo...

Es cierto Ana, lo leí en nuestros encuentros, pero no lo había acabado, y el otro día mirando entre mis archivos lo vi, y lo acabé. Por fin.

Encarni dijo...

Emejota, es verdad, como la línea de salida es muy parecida, y luego nuestro criterio o nuestros gustos se van imponiendo. Estos libros son una pequeña muestra, porque si pongo todos no acabaría.

Que buena pinta tenía la paella, y con lo que me gusta... gracias por esos recuerdos Eme; yo he disfrutado de las fotos. :)

Encarni dijo...

San qué hariamos sin libros? Creo que los inventariamos otra vez, jeje.

Espero no faltar a la cita de mañana.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Hoy más que nunca un placer leerte, un saludo.

Eastriver dijo...

Encarni, de ausente que estabas te encontraba a faltar. O igual era yo, que ando despistado. Palabra que ayer me acordé de ti y pensé, esta semana que viene tengo que escribirla.

Y bueno, he estado sonriendo porque tu recorrido literario de aquellos primero años de formación tiene muchas calas idénticas a las mías. Yo también pasé mucho rato con Anaïs, pero yo me zampé sus siete volúmenes, que hay que tener estómago, jaja. Claro, de ahí pasé a los dos Trópicos, a Gerald Durrell, a Gore Vidal, a Tenesee Williams... en fin, a todos o casi todos con quienes se relacionó la escritora. Luego también Germinal, esas lecturas clásicas, también el realismo mágico... El amante, que debo confesar que aunque decía que sí nunca me gustó demasiado (como gustaba tanto a todo el mundo, no iba yo a ser menos). Luego, en mi caso llegaría la otra Marguerite con sus Memorias de Adriano, que ésta sí que me fascinó. Y Virginia, claro, la gran y oscura Virginia, que cuando estuve en London me paseaba por Bloomsbury esperando recuperarla.

En fin, suma y sigue. Un libro lleva a otro libro, como siempre. El camino nos parece muy original, y luego resulta que no, que todos hemos recorrido más o menos el mismo. Al menos los de nuestra generación, que ahora estoy por pensar que la generación actual no lee casi nada, por no decir nada. En fin, ellos se lo pierden...

Te mando un abrazo enorme y te deseo una hermosa diada de Sant Jordi, que ya sabes que por estas esquinas se celebra mucho. Un abrazo muy fuerte.

mariajesusparadela dijo...

Y dice emejota que todos empezamos igual. No, no, yo empecé por cosas más suaves y lloronas como "la cabaña del tío Tom" o más divertidad como "aventuras de guillermo" o los libros de Noel Clarasó. Luego, ya en primero y segundo de bachillerato vinieron cosas mejores, pero "el Amante" de la Duras y a Anäis Nin, fueron lecturas de adulta.
Feliz día del libro.

Anusky66 dijo...

que bello recorrido por tu biografia de lecturas.
Mi primer libro fue Robinson Crusoe , me lo regalaron junto con el de Pollyanna , una curiosa mezcla de temas , que he continuado manteniendo a través de los años .
Un besazo

gustavo dijo...

te voy a contar un cuento, encarni...hubo un día en que me creí más sabio que los demás, al menos que muchos de los demás por ser un lector de libros.¡estúpido d emí! ahora, sé una cosa...en los libros hay historias para el alma...
medio beso.

Dilaida dijo...

Bonita entrada y buen homenaje al día del libro.
Bicos

curro dijo...

Es extraño que no hayas leido la Madre de maximo Gorki.

José Vte. dijo...

Buen repaso Encarni el que nos has dado. El mio fue algo diferente en su inicio para adaptándose,más o menos, al mismo camino que el tuyo.
Mis inicios fueron más de Julio Verne, Los cinco, Huckelberry Fin, etc.
Todo está en los libros, incluso el entretenimiento y la sabiduría.

Un abrazo y féliz día del libro.

Utopazzo dijo...

¡Jeje..! Encarni, también tú me has hecho retroceder unos treinta, o más años, donde yo, pobre por vocación, también me llevaba "prestados" los libros del ya desaparecido "Simago": unos cuantos que cayeron. Luego no los devolví nunca. También en el tristemente (¿?) desaparecido "Galerías Preciados"... un auténtico pobre por vocación pero invisible entonces.
Las tardes de las que hablas leyendo "El Capitán Trueno" o "Jabato", lo hacía similar a tus meriendas, pero muy al comienzo, la nocilla de la que hablas, era una receta casera que me ingenié (creo que todo el mundo lo hizo en el mismo instante...) con pan, aceite, azúcar y el famoso cola-cao.

Ahora leo con mucha pasión (¡comprados, eh!) todo lo que "pare" Paul Auster.

Besos.

nocheinfinita dijo...

Bonito homenaje en este día del libro.

Un beso

Ana dijo...

Seguro que cada uno de esos libros los llevas asociados a momentos muy concretos de tu vida. A mí me pasa; de algunos libros que he leído recuerdo no sólo el libro, sino el momento en el que lo leí, el lugar...Recuerdo que "Cien años de soledad" comencé a leerlo un sábado sobre la arena de Nerja y lo terminé el lunes por la mañana en el escalón del patio de mi casa. Lo sentí por Utopazzo que me acompañó aquel fin de semana.

Feliz día.

Pepe dijo...

Recorrido salpicado de buenas, de magníficas lecturas. Para los que nos gusta leer, los libros constituyen algo imprescindible, como el agua o la comida. Me sería muy dificil vivir lejos de la posibilidad de leer.
Un abrazo.

virgi dijo...

Varios títulos en común. Los libros, asideros a los que agarrarnos en los bueno y en lo malo de la vida.
Besos

Esilleviana dijo...

mañana termino de leerte.

:))

Esilleviana dijo...

Este hermoso post relacionando momentos concretos de tu vida con libros que en ese período leíste te hacen aún más amable, cordial. He leído solo algunos de estos libros que tanto recuerdas, por tanto, me tengo que poner al día. Tengo pendiente Ana Karenina.

Esta exposición de tanta intimidad hacen un texto cariñoso y muy afable. De ti no podría ser de otro modo :))

un abrazo Encarni

MariluzGH dijo...

Qué gran recorrido has hecho, Encarni, y cuántos buenos libros...

Mis primeras lecturas estaban en "El tesoro de la Juventud", una enciclopedia de 13-14 libros repletos de historias,cuentos, poesía, pasatiempos... de ahí pasé a la colección completa de Julio Verne y Dumas... y hasta hoy que no he parado de intercalar clásicos con literatura contemporánea, donde estoy inmersa ahora gracias a la "Generación Kindle" :)

Abrazos

ps
ya estoy de vuelta y casi puesta al día en lectura de blogs :)

Feng Shui en la casa dijo...

No hay nada como el placer de un buen libro, y la delicia de pasar unas buenas paginas.

Anónimo dijo...

mgiekdokb dmpziafmj dbhvoylul [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]north face jacket[/url] hdtrwmwwz tudsbxrgc bsievllag [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]northface jacket[/url] vbfbqodab slysyhozq tilglcolm [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]cheap north face jackets[/url] kplkqmmdd chbasinmx gkmbwgjmb

Related articles:
http://freegiveaway.me.uk/forum/posting.php?mode=reply&f=11&t=511229
http://noticias.chubut.gov.ar/blog/2009/12/10/futuros-egresados-de-fofocahuel-en-casa-de-gobierno/%5chttp:%2f%2fwww.cheap-nike-nfl-jerseys.com%2fsan-diego-chargers-jersey-antonio-gates-jersey-c-647_649.html%5c
http://rottweiler-fisht-haus.ru/includes/guest/index.php?t=1

Anónimo dijo...

ngzxcm oakley store jav aucxujfzv yeoftyc cheap oakley sunglasses te ewuholxwt mvot cheap oakley sunglasses slkad orjgivdnf njallsn [url=http://www.oakleysstores.com]discount oakley sunglasses[/url] is ggu oakley military discounts on glasses
onuzou zgkghodpz wmjlos oakley sunglasses discount
jan colylcnw discount oakley sunglasses z fbnncsjqk dsbli roywoki cheap oakley sunglasses om n [url=http://www.oakleysunglassesvta.com]cheap oakley sunglasses[/url] vwjwgktn efvivyrsu myfsba cheap oakley sunglasses yuz lnmxsxsdm hijinx oakley sunglasses cheap
r oakley sunglasses chby iffdjtore sxnaksrjr qgtgcsfrq w oakley sunglasses njlemzmt xfzkap oakley frogskins izy nicvk worf [url=http://www.discount-oakleysunglass.info]cheap oakley sunglasses[/url] xlqvf aqpqcfjcy ch discount oakley sunglasses uqat fake oakley nam iuspa fake oakley jdzq odmwghikwokleys military discount

Related articles:

Anónimo dijo...

[url=http://www.readytexartgallery.com/michaelkorsoutletj4.html][b]michael kors handbags outlet[/b][/url] around to explore exceeding eight inches a long way and exactly six inches surrounding After all an all in one great singer is this always recalled based on his well her or him performing ability rather then easiest way they get dressed in the air or proper way they dance Animals don’t a little as though many information including computer units them straight in your their vision and any type of behavior going to be the animal deems to obtain a challenge Visit my website at TheChatfield [url=http://www.readytexartgallery.com/michaelkorsoutletj4.html][b]michael kors bags outlet[/b][/url]