viernes, 18 de noviembre de 2011

Estandarte fugaz

Una mañana los colores invadieron mi techo y tomaron mi casa, pero sólo fue un instante, me visitaron en son de paz y no hubo que dividir ningún territorio.




La bandera pintada en mi techo

se eleva como único estandarte

de luz y de colores sin gobierno,

ligera como efectos naturales

fugaz como la huella de un lucero.


Fotos: E. Fernández

14 comentarios:

nocheinfinita dijo...

Así deberían ser todas las banderas, fugaces como huellas de luceros.

¡¡Qué chulada de fotos y de post¡¡

Un beso

Mercedes Pinto dijo...

Tal vez un día solo haya una bandera para el planeta, de muchos colores, pero solo una. La misma para todos los techos y por un instante eterno.
Feliz fin de semana.

mariajesusparadela dijo...

Sí, ligeras y fugaces deberían de ser todas las banderas, para que nunca pudiesen ser anarboladas en son de guerra.

Eastriver dijo...

Para mí que eso no es una bandera... vigila tú que no sea el código de barras... (Me salió poco poético pero hija, entre primas riesgosas y retornos populares es lo que hay) Besitos.

Anónimo dijo...

Qué instante tan precioso! Lo llevarás siempre dentro de ti.

Besos. (Cuando he leído el título he pensado en una historia de extraterrestres, luego he pensado que si tuvieras un partido te votaría a ti! jaja :))

Felicitat

Jose Vte. dijo...

Pues me da a mi que a partir del lunes, sólo va a haber una bandera y un pensamiento único.
Es una pena que un poema tan bonito como el que te ha salido, me de a mi pensamientos tan siniestros.

Un abrazo

ana dijo...

aunque esa bandera no se dibuje en tu techo, la llevas en el corazón con tu alegría, di que sí.

besicos.

El antifaz dijo...

La vida es de colores, si nosotros queremos.
Besos.

San dijo...

Señora Encarna que las horas del taller expres da fruto. Todo musica este Estandarte.
Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Tus poesias tienen el olor a limpios. gusto a buenos nutrientes, para el alma. y muy buenas vibraciones para el tacto. Se ven siempre o se adivinan,a tu lado,porque tu eres musa de nacimiento.

Que tengas un sabado feliz.

Esilleviana dijo...

Los distintivos e insignias deberían ser así efímeros y breves, que no nos marcara excesivamente y nos guiara como los efectos naturales.

es cierto, es una poesía preciosa.

un abrazo Encarni.

Ana dijo...

Me encantan esos efectos Encarni, precisamente lo que tienen de maravillosos, además de una belleza azarosa, es su fugacidad y la ausencia de mensajes o significados implícitos, al contrario de cualquier bandera.

Buen día de reflexión.

MariluzGH dijo...

Pues mi bandera favorita sería una transparente, así todo quien la mirara vería los colores que quisiera ver y todos estarían contentos...

interesantes fotografías, preciosos versos

un abrazo

diego dijo...

Me gusta la gente que ve poesía en cualquier reflejo, que para otros sería la imagen de un simple postre de tiramisú.