martes, 20 de septiembre de 2011

El pie izquierdo y el resto del cuerpo





Llevo unos días que, me siento como si me hubiesen desarmado las extremidades y al colocarlas de nuevo en su sitio no encajaran, por eso, al movimiento se rozan y chirrían como si les faltase aceite. Debe ser la falta de uso, o el exceso de movimiento en estos últimos días. El pie izquierdo no me funciona bien desde antes de acabara el colegio, por ese tonto accidente en el despacho de la directora, yo iba como una moto de reparto y tropecé con la silla, intenté sujetarme con la puerta, pero mi velocidad no debida en un espacio tan reducido me tiró a la cuneta del pasillo, para gracia y regocijo de unas mamás que esperaban a ese guiñapo tirado por el suelo que era la presidenta del AMPA, osease yo misma. De aquel percance, se rozó el chasis y se me pinchó la rueda trasera, osease mi pie izquierdo. No sé si el resto del cuerpo siente simpatía desde entonces o solidaridad con mi pie, y el resto de coyunturas como los codos, rodillas, tobillos y cervicales han comenzado a protestar al unisono y sin pancartas. No sé como atajar esta rebelión, hasta mi muñeca derecha ha comenzado a tomar partido, ella, que era la única que estaba de mi parte ayudándome a callar las protestas con kilos de Voltarén, está avisándome de que quiere darse de baja del resto de mi cuerpo. Sólo falta tirarme de los pelos para enderezar el cuello que hace huelga en solitario y se queda rígido, lo que dificulta los más pequeños movimientos. Yo, que en secreto había decidido hacer deporte y apuntarme a un curso de gimnasia de mantenimiento, descubro esta miserable revelación con dolor incluido. Y me pregunto, cómo han podido averiguar mi secreto, si he sido de lo más discreta, además, era una sorpresa para las extremidades y todo el cuerpo en general. Mi intención era ponerme a punto para poder pasar de forma positiva la ITV de mis próximo 45 años que será el año que viene y, me encuentro con esta manifestación ilegal nada menos que comenzando por mis pies!!! Debo reconocer que llevan todo el verano dando algunos toques aquí, (una rodilla), allí (el hombro) pero como estaba de vacaciones no les he echo mucho caso. Además les he dado reposo, algo que me pidieron con insistencia antes de las vacaciones. Ahora, a la vuelta, y viendo el complot, me he aliado con el paracetamol y el ibuprofeno hasta mi cita con el mecánico de cabecera. Se creen estas extremidades, todas ellas que van a acabar conmigo, pero están equivocadas, he sacado el alcohol de romero para entretener al dolor y mañana veremos como disperso esta huelga.

(Imagen está tomada de google)

13 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Encarni, date friegas de alcohol de romero, pero si tuvieras mis años(una decada y más), y con mis huesos huecos, creo que acabarias con todas las botellas de la parafarmacia, Has de ir a gimnasio y moverte, y evitar el sobrepeso y...bueno, haz lo que puedas...¡cuidate!

MariluzGH dijo...

Pues si con tantos dolores escribes así ¡qué no harás tú sin las 'dolamas'!
Si no es una mera historia y es tu realidad ¿sabes qué me funciona muy bien a mi? las cápsulas de "Harpagofito" no hacen daño al estómago, no tienen química y para mis articulaciones (rodillas operadas desde los 21 y 22 años) es magnífico. Son de farmacia.

Un abrazo despacito

emejota dijo...

Encarni, mis 45 fueron jodidos, pero mira tu por donde, en estos momentos mis articulaciones están como una rosa, con sus excepciones. El consejo de Mariluz es muy bueno, funcionan, aunque reconozco que es algo a muy largo plazo y con mucha paciencia. En lugar de gimnasia,conviene hacer natación, mucha natación, mano de santo, de veras, ah y lo que dice Anna también es cierto.
El mecánico te podría decir que son las consecuencias de los cambios hormonales que acechan. A tu edad recuerdo ir por el mundo con unos sofocones impresionantes; por la espalda me corrían ríos de sudor y empapaba las sábanas. Pero ya ves, todo pasa.... y lo nuestro es pasar. Beso y bendita paciencia.

Montserrat Sala dijo...

Buenos dias Encarni:no sabia que tus dolores musculares fueran tan impotaantes. Recuerda lo que te dije hace unos dias. llevas demasiada carga. No te conviene trabajar tanto, que esto pasa factura. Y ni el mecánico te podrá solucionar el problema.

Cuídate mucho. Y sobretodo tranquilidad.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Yo entendí que los dolores no son musculares sino articulares. Y me sumo a los consejos de emejota.
Y, recuerda "si a partir de los cuarenta y cinco te levantas un día de la cama y no te duele nada...es que te has muerto".
Poca medicina y actividad moderada. Cúidate, porfa.

Jose Vte. dijo...

Encarni, es lo que tiene no estar acostumbrada a las caidas, yo ya soy como los gatos, siempre caigo de pie, es decir he cogido tantos reflejos después de años y años de caidas tontas y no tan tontas, que las manos siempre están precavidas para amortiguarlas, jejeje.

Cuidate mucho, date friegas de alcohol y Calmatel, y no te preocupes que son cosas que pasan y además se pasan.
(Y algo de ejercicio nunca viene mal)

Un abrazo

nocheinfinita dijo...

Normal que no tengas ganas ni de poner fotos. El dolor se lleva mal. Con todos los consejos que te han dado seguro que vas mejorando.

Un besito

Utopazzo dijo...

Vaya Encarni, y yo que creí haberte recuperado, tras tu anterior entrada y los sueños, y la del colgajo... parece ser que pese a salir el sol todos lo días, el mundo es tan grande que te encuentras de todo en cuanto a tiempo se refiere... no obstante, a mi madre le han dicho los médicos que lo de las friegas de alcohol, es pura autosugestión (ésto lo digo yo)... es decir, que nada de nada: lo mejor es el calor. Y si lo mejor es el calor, y quieres acalorarte, mi consejo es que leas por ejemplo, La Razón, El ABC... así seguro que te acaloras...je,je! Quien sabe! a lo mejor es una buena terapia de choque...

Que te pongas buena pronto. Un abrazo!

Esilleviana dijo...

seguro que es solo que acaba de comenzar el otoño... nada más. Los talleres en esta época y estación están repletos de vehículos encantadores como el tuyo jaja.
nada más que tienes que comenzar con las rutinas en el colegio como presidenta y todo marchará sobre ruedas...

un abrazo

Ana dijo...

Ya nos contarás cómo te va tras tu visita al mecánico, menos mal que éstos todavía no te pasan factura después de la puesta a punto, en unos años ya veremos lo que ocurre...

La actividad física ayuda -el ordenador es nefasto- así que ya sabes, paseos largos y sosegados que te sugieran ideas que luego convertirás en entradas, eso sí, en el tiempo indispensable frente al ordenador.

Un abrazo y cuídate.

Encarni dijo...

Gracias a todos/as por vuestros comentarios consejos, la verdad es que estoy mucho mejor, aún me duele el pie izquierdo, pero el médico me ha dado pase para el traumatólogo, y hasta final del mes que viene no lo veré. Como buena andaluza lo mismo he exagerado un poco, pero he tenido unos días que me sentía así, que me dolía todo, pero lo mismo fueron tres días seguidos de trabajo y mucha caminata lo que me dejaron en este estado.

El reposo hace bastante, claro,pero ya tengo ganas de que mi pie se ponga bien, mi vida sigue y con ella todo mi cuerpo.

Esilleviana nooooooooooo, para nada quiero volver a ser presidenta de la AMPA, estoy reflexionando seriamente por qué tengo fobia a este cargo de verdad. Con solo pensarlo me pongo mala, pero mala.

Gracias de nuevo, espero recuperarme del todo en este fin de semana.

Un abrazo a todos/as.

yraya dijo...

El alcohol de romero hace maravillas.
Dispersa esa huelga cuanto antes pero por favor no saques la porra...
Cuidate y un abrazo

Esilleviana dijo...

:))

bien, entonces ya no eres la encantadora presidenta del AMPA... las madres y padres y demás personal del centro se lo pierden.

un abrazo