jueves, 27 de marzo de 2014

Objetos personales - SEDIMENTOS


OBJETOS PERSONALES 

     En silencio, deshago  el nudo del tiempo  que, diluido  ahora en mi vida, podía dividirlo en  partes de un todo  y ordenarlo alrededor de mi cuarto.

     Recojo el primer recuerdo en la distancia, aquel que mostraba sin aristas el miedo infantil, lleno de estrellas y de lágrimas.

      Giran  fotografías de diferentes instantes hilvanados en amplios trazos de imágenes, que crecieron conmigo y junto a  mí.

     Acomodo un frasco de cristal con un puñado de arena y algunas piedras que traje de la orilla.

     En otro lugar, duermen cartas manuscritas con trayectos de cariño, dobladas en el  cajón, junto a  las hojas que cayeron un otoño.

     Colecciono palabras obsoletas en un cuaderno y añado sobre sus páginas nombres  de mujeres que la historia devoró con el olvido.

     En la estantería guardo libros como fósiles,  rescatados del naufragio y del vacío.

     Y en ese bucle inquieto de evocaciones, el espejo de mi habitación me  devuelve  las arrugas, que   anunciaran el final de un periodo,  de caminos ya conocidos, de objetos que se salvaron a pesar de los años transcurridos, para comenzar otra etapa en la que quedaré erosionada, como un guijarro en el ciclo natural de las estaciones.

    

  
Este texto participa junto a escritos sobre el tema SEDIMENTOS   de la ASOCIACIÓN LITERARIA CAFÉ DE PALABRAS, en el Museo Provincial en la sala de exposiciones temporales que estará hasta el 27 de Abril  en colaboración con el COLECTIVO ABIERTO  METÁFORA, grupo artístico multidisciplinar.


8 comentarios:

Fabián Madrid dijo...

Brisa, has hecho un retrato, triste, pero precioso de una vida. Piensa que ese retrato es lo que te ha echo como eres ahora, y como te vemos quien te conocemos.
Besos mios y de quienes te disfrutamos.

G a b y* dijo...

Un hermoso texto, donde la vida camina a través de las huellas que el tiempo fue dejando. Siento al leerte, que no es difícil identificarse, sentir todo ese entorno y esa mezcla de nostalgia melancólica que se nos trepa dentro. Me pasa...
Muy bello Encarni!
Besos!
Gaby*

Matices dijo...

Todo alrededor nuestra está hecho de recuerdos, de ese pasar por la vida en los que amasamos vivencias y objetos... Me gustan tus sedimentos. Felicidades
Besos!!

censurasigloXXI dijo...

Llega un momento en el que hay que hacer un croquis de preferencias. Por ejemplo, en la última mudanza dejé atrás muchos segmentos de vida que dejaba en cajones y no me desprendía de ellos, muchas veces por olvido. No hay nada mejor que una limpieza a fondo de elementos, de residuos sobrantes, de sedimentos... Y lo mejor de todo es que nada echo en falta! Luego, conclusión: No valían para nada.

Buen texto, motivador.

Que buena brisa, de Venus, ha soplado hoy...

Abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Ciertamente,tal como dice Censura, hoy por fín ha soplado una brisa agradable,placentera y un poco triste.
Arrastrar tantos sedimentos, tantas fotos que un dia fueron y ahora ni són. Tantas cartas,i arenas de playas de niñez.
Mejor siempre coleccionar palabras, con las que simpre podrás jugar y enseñar y descubrir nuevas formas de escribir,aunque no te hacen ninguna falta porque escribes maravillosamente. Tal cual.Beso.

Mendelinna dijo...

Sedimentos que, sin pensar, almacenamos día tras dia. Los tuyos, muy lindos. Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Es bueno que haya un poso en la memoria. Pero lo que de verdad importa, no necesita tener físico.

Encarni dijo...

Cierto, las cosas importantes no necesitan tener físico pero siempre tenemos apego a ciertos objetos que nos hacen encontrarnos con esa parte que importa.