miércoles, 18 de septiembre de 2013

Este jueves, un relato sobre RECETAS


REVOLCÓN MARINERO

INGREDIENTES:
Un  hombre y  una  mujer
Un trozo de playa o una playa entera
Poca ropa (o desnudos)
Una noche de verano
Luna llena de temporada
Mucha pasión
Besos, abrazos y caricias al gusto.

PREPARACIÓN:
En una noche  cálida de verano,  junto a la orilla del mar, y si la luna está llena de  temporada,  el hombre y la mujer  hacen unos preámbulos  románticos con  palabras dulces y amorosas, también se puede sazonar con  frases  picantes o susurros  atrevidos  en el oído . Después,  se van desnudando  a fuego lento y  van calentando la piel  con la ayuda de caricias y besos al gusto.  Se le añade mucha pasión,  para que ambos  cuerpos   consigan la temperatura adecuada del deseo  y lleguen a la fusión  física.  Antes de la  ebullición  los cuerpos deben agitarse   con movimientos  acompasados  hasta el éxtasis final.
Se pueden presentar uno encima del otro abrazados y  aliñados con la brisa o con el sonido del mar. O también, un cuerpo junto al otro  enlazados de la mano y mirando el cielo.
SUGERENCIA: Al comenzar la receta o al finalizar se propone un baño desnudos, sobre todo para que quede más jugosa la receta.
NOTAS CULINARIAS :
     1.    Esta es la composición tradicional, pero también se puede elaborar con dos hombres o dos mujeres, el resultado  es el mismo, aunque se deba poner un poco de más imaginación y habilidad.

     2.    Existe el  ‘Revolcón montañero’ con los mismos  ingredientes pero  con la Montaña como protagonista. Esta receta  se suele preparar en lugares donde no hay costa;  no salen  salados como en el mar, pero tienen un agradable aroma a pinos  y  la satisfacción en  similar.

      3.    Cada pareja puede variar la receta;  cambiar los ingredientes, incluso hacer su mezcla personal.


¡BUEN PROVECHO!

Más recetas en la cocina de Casss



20 comentarios:

JACC dijo...

Muy sugerente. Prefiero la modalidad marinera, aunque cuando el hambre aprieta... Jajaja. Saludos

JACC dijo...

Muy sugerente. Prefiero la modalidad marinera, aunque cuando el hambre aprieta... Jajaja. Saludos

Anónimo dijo...

cuando el hambre apreta,sale sabroso

Tracy dijo...

Buena receta para noches de luna llena.

Natàlia Tàrraco dijo...

Infalible receta marinera, en cada ingrediente, sabrosa, a bocados, gusto a yodo a piel, lentaaa la cocción bajo la luna llena o plena.
Conviene no olvidarla que la playa y los marineros siguen y están en su punto, rebozaditos de arena.
Gracias Encarni, el gusto es mío y tuyo, besito saladito.

Valaf dijo...

Pos hala!!!, yo que había conectado un ratito el pc pa comentar...YA LO APAGO Y ME VOY A VER QUÉ PASA EN LA COCINA, jajajaja...

Un beso

Montserrat Sala dijo...

Una receta que no puede fallar nunca Encarni. Lo mismo en la versión mar que la de montaña. Una receta clasica, con ingredientes de toda la vida, facil de hacer y que siempre sienta bién. Has dado justo en el clavo.
Y todos a coomeeeeeeerrrr!!!!

Caricias!

emejota dijo...

Intenso sabor el de tu receta, te propongo otra variante, ¿qué tal bien envueltos o rebozados en sal marinera y al vaivén de las olas ... ni te cuento. Besos saladitos.

LAO Paunero dijo...

la receta que me gusta es la del hombre y la mujer si es que se aman realmente, porque fueron hechos el uno para el otro....

G a b y* dijo...

Vaya receta te has mandado... queda mal si digo que me abrió el apetito? jajaja! Creo que donde hay amor, cualquier revolcón es bueno sin importar el lugar, (claro que los propuestos no dejan de ser atractivos), y si no lo hay, pero hay una gran atracción, por qué no aprovecharla!
Buen giro de tuerca al tema.
Besos!
Gaby*

Lucia M.Escribano dijo...

Una receta infalible si de amar se trata....La sal marina en la piel ejerce de magistral aliño que trae sensaciones, y gustos perfectos a este plato.
Besos salados.

Pepe dijo...

Quiero ir a la academia de cocina donde enseñan esas recetas magistrales. La receta que hoy nos das, Encarni, te aseguro que es de mi más completo agrado.
Un abrazo.

Teresa Oteo dijo...

Pues me gusta mucho tu receta, me quedo con la versión marinera, aunque lo de rebozarse de arena no me gusta demasiado... pero vamos, que donde haya que ir se va jaja
Un beso!!

Auxi González dijo...

Jejeje! Divertida, original y muy sugerente aportación!

censurasigloXXI dijo...

Buenooooo, me gusta, me gusta la idea. Una pena que dos chiquitajos estén haciendo castillos de arena al lado, :)))

Un besito.

San dijo...

!Pero nena!¿que pasó? espera que te leo otra vez, !josú! ¿hay que elegir? es que el mar y la montaña me gustan, me quedo con las dos.
Besos cocinerita.

Tyrma dijo...

Vaya sorpresa!!!
Si te cuento que yo venía pensando en las empanadillas...jajja
A decir verdad es mucho más apetecible...pediré que aspiren las playa.

Me ha encantado leerte, amiga.
Besos.

Alfredo dijo...

Impecables, ingredientes, preparación sugerencias y notas incluidas.
Y lo mejor es que es una receta abierta para un banquete abierto.
¿Vale para más de dos?

Besos

casss dijo...

Si de elegir se trata, todo: la arena el mar o el desierto, porque los ingredientes son perfectos!!!!

Gracias por una tentadora participación, absolutamente disfrutable.

besos

miralunas dijo...

pues... qué inspiradora, pero qué inspiradora!

me gusta a la vera de la chimenea... y esperar que suba la marea! como dice el joaquinito.

abrazo