lunes, 28 de enero de 2013

Este Jueves, página 53

"Eva estaba confundida y en toda ella aún no se había calmado el estremecimiento que, en el sueño, la había desmadejado dejándola lánguida y nerviosa" 
  Como en  otras ocasiones  se había quedado dormida en  el tren,  pero  esta vez  sus propios gemidos la habían despertado.  Miró  al pasajero que compartía su vagón y  le inquietó la  mirada  que también sostenía una burlona sonrisa. En principio esquivo el contacto visual con el joven , después   se recreó en su atractivo.  Le gustó el pelo  oscuro, ensortijado y revuelto   que le caía sobre la frente,  continuó examinando cada rasgo de ese rostro que  la observaba sin rubor, y sin pestañear se asomó a los ojos verdes del extraño, que con gesto amable  le ofreció un cigarrillo. Eva se incorporó  para aceptar,  todavía aturdida  por  el recuerdo . 
 Cuando tuvo el cigarro en su mano  y lo puso en la boca, el tren frenó en seco, haciendo  que  cayera entre los brazos del pasajero, y éste,  la sostuvo con fuerza  hacia  su cuerpo  hasta que se sentó sobre las piernas de él. Notó  el calor de sus mejillas que rozaban  las suyas y luego,  tras mirarse de nuevo, el pasajero saboreo con su lengua los labios de ella. Bajo sus posaderas  percibió que los sueños crecían al mismo ritmo que  sus gemidos.  Ya no había fronteras entre el traqueteo y el baile de cuerpos en el tren. Eva cerró los ojos  y murmuró  en el oído de su acompañante: por favor, no me despiertes, por favor  no me despiertes...

15 comentarios:

Francisco M. dijo...

¡Hola amiga!

He conocido tu blog a través del de una amiga también bloggera y quería pasarme por tu casa entre otras cosas para saludarte.

También aprovecho para animarte a seguir así, ya que haces un trabajo excelente a la par que útil para muchas personas.

Aprovecho de igual modo mi visita, para desearte que sigas en la misma línea de trabajo porque me gusta el estilo que utilizas, tu forma de escribir, fácil de entender, ámena de leer y directa.
Sobre todo, esto último ya que no se dispone de mucho tiempo libre y es una forma muy buena de facilitar las cosas a los lectores como es mi propio caso.

Si te apetece puedes pasarte por felicidadenlavida

Un fuerte abrazo,
Francisco M.

Sindel dijo...

Hola!!! Ya van tres relatos que no acerté, que mal me fue en la quiniela jajaja.
Un relato muy sensual que me encantó!!!
Un besote.

Cecy dijo...

No despertemos a Eva, que siga soñando con su acompañante.

Mira, que había sido tuyo, eh!!!


Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy buen relato. Esta vez, el tren se portó bien, como un habil intermediario.
O tal vez había un demiurgo invisible, para conectarlos.
No. Algo tan efectivo es digno de Afrodita.

Neogéminis dijo...

Síiiiiiiii otro que acerté! jejejeje...no me preguntes por qué pero atiné a identificarte!
Me siento más que satisfecha jejeje.
Ha sido un gusto compartir este jueves tan especial!
=)

Natàlia Tàrraco dijo...

Nocturnidad y ALEVOSIA, tampoco di contigo, me despistaste de lleno.
Un viaje por tren para no despertar ni llegar al fin del trayecto...
Besito lunero juguetón.

mariajesusparadela dijo...

También me equivoqué contigo.

Tracy dijo...

Viajo mucho en tren pero nunca me pasó eso.

Leonor dijo...

Me encantan las novelas eróticas de Ana Rosseti, que es "cañaílla" como yo.
Te aclaro que "cañaíllas" somos los que hemos nacido en San Fernando, Cádiz, por si no lo sabías.

No te identifiqué en el relato, como a los demás, porque no he dado ni una.

Un beso.

Toni dijo...

Quién pudiera viajar en el compartimento de Eva...
Mágico relato, Encarni, enhorabuena.

Besos!

G a b y* dijo...

La próxima, los relatos deberán venir con brújula! Qué desorientada que anduve! Tampoco dí contigo.
Confieso: tampoco nunca viajé en tren... así que me deleité con la experiencia de Eva... a quien, shhhh! dejémosla que siga durmiendo!
Besos!
Gaby*

Juan Carlos dijo...

Pues no te localizaba y estabas ahí ¿eh?, disfrazada de Cecy para confundirme, jajaja. Besos amiga.

Teresa Oteo dijo...

Tampoco te localicé... te adjudiqué el 6 y me quedé tan ancha!! jajaja
Tú a mí sí eh??
Muchos besos!!
P.d. qué es eso de que ahora eres alien 1313 o algo así??

Ana dijo...

Por los comentarios que he leído,había que identificar el relato con el autor/a, qué divertido, no?

En cuanto al sueño de viaje, o al viaje de ensueño en tren...¡qué bien aprovechao!

Paco Aguilar Barranco dijo...

Ni he podido escribir ni tampoco leer los relatos, llevo unos días un poco agobiado. Ahora veo el tuyo y pienso qué pocos viajes en tren hacemos ya; además los vagones de ahora no son como los de antes que con el traqueteo solía darte sueño o ensueño. Muy bien, señora, ese toque sensual.