jueves, 29 de marzo de 2012

29M HUELGA GENERAL

Al medio día comenzaba la manifestación en protesta por la Reforma Laboral. Se necesitan muchos tambores como éste para que Rajoy se de por aludido, o nos escuche, o nos vea, o nos tome en cuenta como ciudadanía, como pueblo contra unas medidas lesivas.

Porque el pueblo sabe que esta crisis es una estafa, un terrorismo financiero que quiere acabar con todo lo que toca. Y nosotros/as estamos pagando algo que no hemos provocado.
Esta reforma laboral tiene el poder de quitarnos todos los derechos que costó mucho trabajo conseguir y que una vez destruidos, nos quedaremos sin voz, sin nada.

La policía hace su trabajo vigilando la catedral del consumo 'El Corte Inglés'. El despliegue es impresionante. Cómo la policía, el poder y la política vigilan porque el sistema continúe así.
Este policía no sé por qué sonríe, supongo que a él no le afecta la Reforma Laboral, ni la huelga, ni el futuro, ni nada.

Este chico le grita a la policía ¡Esquiroles!

Esta es la mitad de la manifestación, hay tanta gente delante de ella como detrás. Luego dicen que hemos sido un puñado de gente.
La plaza de Santamaría donde acaba la manifestación. Pronto será Semana Santa y saldrá el Abuelo por las puertas de la Catedral otro jueves. De momento nuestra procesión la tenemos aquí
Ésta es la otra visión de la plaza, que como se ve, está rodeada de gente.

La huelga y la posterior manifestación no tiene otra lectura que no sea la de un clamor contra unas medidas que nos va destruyendo como trabajadores con derechos. En esta huelga la coacción hacia los trabajadores ha hecho su mella, algunas historias se han dado:con amenzas de despido en empresas privadas, en los institutos poniendo examenes para tocarnos la moral a los padres y la advertencia de suspensos si no acuden a hacer el examen, los comercios abiertos aunque hoy sólo hayan tenido perdidas, pero la cuestión ha sido presionar en todos aquellos ámbitos que han podido.

En fin, espero que la huelga haya servido para hacer reflexionar a los poderes políticos, porque si no es así, deberían haber otras.




6 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Coincido en el tema de entrada y espero coincidir con muchos blogueros más.

Aún hay gente dice que la huelga no ha existido, no se que quieren más, un saludo.

José Vte. dijo...

La gente en general está en contra de la reforma y a favor de la huelga, lo que ocurre es que muchos tienen mucho miedo. De ello ya se encargan gente como Esperanza Aguirre recurriendo a delatar a los huelguistas y dando teléfonos, aunque esten equivocados.
Luego la presión mediática ha sido brutal, pero aun así yo creo que ha sido bastante exitosa.

Hoy más recortes. Y anuncian amnistía fiscal para los delincuentes que evaden y ocultan dinero negro.
¡Que curioso, no!

Un abrazo

ana dijo...

Sí señora, así se habla, panda de sinverguenzas esta mierda de gobierno azul.

Raticulina dijo...

Me temo que los políticos sólo reflexionan con los resultados electorales delante. A Rajoy no se le quita la sonrisa cavernaria por mucho que se pasee media España con pancartas.
De todas formas, hay que manifestarse, claro, estoy contigo.

mariajesusparadela dijo...

No te enteras, Encarni: Rajoy es Registrador de la propiedad; a esa carrera se accede haciendo una oposición despues de la licenciatura en leyes (abogacía). Conclusión: es de letras.
Las letras trabajan sobre la imaginación (incluso imaginación creadora o fantasía) y con ella, se aprende a mentir con soltura...
Los números de Rajoy son elementales, sabe contar hasta cinco. Por eso encarga las finanzas a Montoro (traducido del francés Mitoro- torito bravo) y al señor de Guindos (hemos caído despues de arruinar la banca de los hermanos americanos aquellos)...
¿cómo van a saber contar el número de asistentes a una huelga o manifestación? (pero ya verás como no se despistan nada a la hora de descontarnos el sueldo)

Esilleviana dijo...

Después del comentario de MªJesús ya no queda nada por escribir jaja.
Acudí a la huelga, más por convicción personal que por creer que el futuro se puede modificar, es decir, no creo que la presión y las imágenes de la gente insatisfecha con la reciente reforma laboral logren cambiar algunos de los artículos de dicha ley.
Las clausulas que el Gobierno ha establecido van destinadas a favorecer al empresario, por tanto, no le preocupa lo que pensemos, percibamos y a lo que nos sometamos nosotros/as como trabajadores.

Me ha gustado ver estas imágenes Encarni.

un abrazo :)