domingo, 18 de diciembre de 2011

Una tarde fuera del tiempo


No cabían dudas, con ella no había resquicio de incertidumbre, la conocí hace casi un par de años al vuelo; como se conocen las personas por el espacio, igual que al cerrar los ojos, sólo sientes. Así fue como conocí a Emejota, por este universo virtual, en el que son nuestras palabras las nos presentan ante los demás. Cabía la posibilidad de que cada persona se reinventara detrás de un blog, pero eso, se puede hacer unas cuantas veces, pero no durante mucho tiempo. Y en cada entrada la fui conociendo, como a otras personas en este mundo de los blogs. Para mí, siempre será mi madrina bloguera, un referente con el que me identificaba a través de sus historias, porque, la forma de actuar ante algunos hechos la respuesta era similar a la que yo adopté en mis circunstancias de forma intuitiva. Y nos reconocimos sobre los renglones, sobre los párrafos escritos. Curiosa es la forma en que suceden estos conocimientos, cómo llegan en forma de sensaciones a través de la lectura. Pero Emejota no es una novela, ni un libro cerrado al que hay que abrir y comenzar a leer para entrar en la trama de su vida, ella es una mujer que habla de sí misma con la misma naturalidad de la persona que se conoce y se reconoce aunque se pierda en algún momento para volver a encontrar el camino.

Cuando me dijo que pasaría por Jaén para darme un abrazo, no podía creer que algún día pudiera conocerla. En algunas ocasiones, pienso que tal vez mi forma de ser pueda decepcionar a la otra persona que intenta conocerme, pero en seguida se disipa esta duda porque mi forma de ser es la que tengo y no tengo otra de repuesto para ocasiones especiales, cada persona que conozco ya sea en el ámbito que sea, merece mi respeto y como tal seguirá siendo de esa forma. En cambio, la idea de conocerla para mí no albergaba desconfianzas, me sentía segura. Al escucharla por teléfono, su voz sonó como yo la imaginaba. Pero al verla junto a Zola y Vega desde lejos casi no la reconocí, tuve que acercarme para darle un abrazo cuando le vi los ojos a través de las gafas cuando supe que era ella. Me gustó ese aspecto de edad indefinida, su porte de mujer libre y su sonrisa rescatada de una nube, porque en el momento que comenzamos a hablar ella me pareció un paisaje por el que comienza a salir el sol. Y llegó aquella sensación de que no había tiempo entre nosotras, que el tiempo era indeterminado, como el lugar, y la charla, como si esta visita fuera como una burbuja fuera del tiempo. Luego apareció Chelo, mi amiga y paisana del blog Y nacimos casualmente” con la que quise compartir la tarde y la llegada de Emejota. Y pasamos una tarde muy amena, charlando de nuestras cosas, de nuestros blogs, de la vida.

Cuando la despedí para que ella continuara su viaje y marchaba a mi casa, yo permanecía en la misma burbuja fuera del tiempo con un bonito paréntesis de abrazos.

19 comentarios:

emejota dijo...

Acabo de llegar y ya te encuentro. Ay preciosa que todavía te llevo en la retina. Gracias una vez más por ser así. Sospechábamos que entre nosotras sobraban las palabras y lo hemos sentido y comprobado fehacientemente. Gracias por ser así, porque todo lo que has escrito sobre tu amiga bloguera, te define, porque eres tu. Sabes que siempre viajaste conmigo en un rincón muy especial del corazón, ahora también en un espacio de la retina y entre mis brazos. Besos y abrazos que no cesan.

MAMÉ VALDÉS dijo...

La magia de la blogosfera consiste en eso, felicidades para las tres y que se repita, un gran saludo.

El Drac dijo...

Has cumplido el sueño que yo tengo, conocer a al menos una (uno) de ustedes; eso es lo lindo de los blogs que llegamos a querer a los blogueros.

Un fuerte abrazo y mi felicitaciones a ambas, a las tres!!

Eastriver dijo...

Bueno, qué sorpresa descubrir que compartimos afectos. Aprecio muchísimo a emejota, y estuve a punto de conocerla hará cosa de mes y medio, pero las circunstancias de la vida lo impidieron (pasó pocas horas en Barcelona, y yo, en estas pocas horas estaba en la localidad en la que trabajo, un pueblo costero). Sé que no pasará mucho tiempo antes de conocerla.

Yo entiendo a emejota. Supongo que mi grado de locura espiritual es equivalente al suyo: se necesita mucha inteligencia de corazón para adelgazar la mirada casi hasta el infinito, y poder mirar con tanta agudeza y a la vez con tanto corazón. Es por eso que la admiro.

mariajesusparadela dijo...

Enhorabuena a ambas.

Raticulina dijo...

En una burbuja y fuera del tiempo, como el reencuentro con un viejo amigo. Esos encuentros, a los que no afecta el tiempo pasado ni las circunstancias externas, son impagables.
Me alegro por las dos. Yo espero conocer a Emejota cuando pase por Bcn. Y si mis pasos me llevan algún día por Jaén, no dudes que te lo haré saber.

Un abrazo

Corso dijo...

Enhorabuena por ese encuentro. Basta leer tus palabras para creerse por algunos instantes sentado a la mesa con vosotras.

Aunque la red da pie a abrir un debate tan inmenso como inmensas son sus posibilidades, le debo también el honor de un encuentro muy similar y tan gratificante como para sentirme en deuda de por vida con las personas que hace años me persuadieron en la creación de mi blog. Reducido y enfocado como medio de expresión e intercambio, internet está demostrando ser un gran punto de encuentro entre quienes tal vez viven a cientos, miles de kilómetros de distancia, pero tienen un puñado de puntos en común y de conocimientos y experiencias que no podrían compartir sino a través de esta gran tela de araña.

Qué vértigo pensar, a veces, las cosas que se ignorarían, que no llegarían a hacerse, que morirían sin haber nacido, de no ser por la red.

Un abrazo!

Montserrat Sala dijo...

Hola Encarni: Te coprendo perfectamente, amiga. Las personas con las que congeniamos en los blocs, se van instalando en nuestras vidaa, poco a poco. Y al ocmprobar qeu són así de cane y hueso, como las habias imaginado o mejores, pues tienes una alegria tan grande, que el corazón se siente vacio cuando se marchan. YO he tenido esta experiencia cuatro veces por lo menos, Y siempre he disfrutado mucho. Así las amistades, són mas duraderas. y eso es bueno. Muy bueno. Abrazos.

alma dijo...

¡Que guapas estáis! ¡Que guapas! Y que precioso eso que has escrito...vivir entre los pronombres quería Salinas, yo quiero vivir entre los paréntesis de abrazos.



(Un abrazo)

ana dijo...

claro que te entiendo, y me alegro de que por fin os conozcais, Internet a veces tiene magia y cumple algunas ilusiones.

besos.

San dijo...

Esas palabras dan fe de lo que se respiraba entre las tazas de té. Linda Emejota, cercana y amiga. Un encuentro repleto de afectos.
Un abrazo Encarni.

nocheinfinita dijo...

Parece que están de moda las mini-quedadas blogueras, jejje. Me alegro de ese mágico encuentro. ¡Guapísimas las tres¡

Un beso

Ricardo Miñana dijo...

Aunque esto es virtual, es un camino que a veces termina en amistad.
felices fiestas.

Utopazzo dijo...

Sinceramente, creo que es uno de tus trabajos más sentidos y más sinceros. Para nada es necesario mostrarse diferente a como uno cree que es en realidad (luego la realidad en psicología, nos dice otra cosas... pero eso es otro cantar.
Somos lo que somos, como somos y así debemos mostrarnos.. seguro que emejota, se llevó una grata impresión; y lo digo poque nosostros sí nos conocemos y no me cabe duda de que el encuentro y las sensaciones, fueron todo el rato de la mano: el fluir en el espacio de partículas que pese a no ver, están ahí... llámalas amistad, cariño, amor, belleza...

Un fuerte abrazo y (a nuestra manera laica) felices fiestas ahora, y cada día de la vida. ¡Brindo por la vida!

Campanilla dijo...

Felicidades y no dejeis de ser dichosas, como en este momento de amistad, que se puede cortar con cuchillo, de tan consistente como fue. Besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

La verdad es que da mucha alegría comprobar que quien intuías bien majo, lo es efectivamente. El encuentro en persona tiene magia y es el que determina si nuestras intuiciones eran ciertas. Por lo que veo, en vuestro caso lo eran, y lo atestiguan esas amplias sonrisas. Enhorabuena y a gozar de la amistad, que es de lo mejor de la vida.
Abrazos para las dos.

MariluzGH dijo...

Al final yo no pude ir al encuentro de emejota, cuando ha estado aquí en Málaga... supongo que será la próxima vez :)

un abrazo a las tres

Jose Vte. dijo...

¡Como está últimamente la blogosfera!, llenita de reuniones de amigos/as blogueras. Aunque tengo que decir que esta es además una reunión de mujeres guapas, ¡ole!.

Me alegro por las tres, reunirse y conocerse en persona sin duda es una buenísima experiencia. Y tú, no me cabe ninguna duda, que nunca decepcionas.

Un fuerte abrazo y felices fiestas

ibso dijo...

Me alegro por las tres. Mi pena es vivir tan lejos y no poder conoceros en persona.
Un abrazo y Feliz Navidad
ibso