domingo, 3 de julio de 2011

Anécdota


Hacíamos un pequeño descanso en la clase de 2º de Primaria en la cual hacía mis prácticas y, había dado una hora sobre educación en valores cuando una alumna se acercó a mí mostrándome un calendario del sindicato Ustea y señaló con el dedo el 28 de junio como día internacional del orgullo gay, lesbianismo y transexuales. Me preguntó que eran los gays y las lesbianas. Yo la miré y la vi tan pequeña que dudé cómo contestarle, luego, le dije que un chico homosexual formaba pareja con otro chico, que las chicas lesbianas formaban pareja con otras chicas porque ambas se querían mucho. La niña entonces se abrazó a su compañera y exclamó:¡ Nosotras nos queremos mucho! Y se pusieron a saltar y a gritar:¡ somos lesbianas!, ¡somos lesbianas!. Uno de los compañeros de clase al oírlas puso cara de circunstancias e hizo un gesto de que las niñas no estaban bien de la cabeza pero las niñas comenzaron a reir.

- Que os queráis mucho no significa que seáis lesbianas. – les dije- Sois amigas, cuando seáis un poco mayores sabréis si os gustan las chicas o los chicos, ahora sois muy pequeñas para saberlo.

- Cuando seamos mayores, también seremos lesbianas, ¿a qué sí’? – le preguntó a su compañera. Y la otra niña contestó un sí largo y juguetón, y volvieron a abrazarse.

Cuando volvía a casa, recordé la anécdota y pensé lo natural de la situación, la alegría que mostraban sintiéndose diferentes, todavía no podían saber si eran o no lesbianas aunque nunca se sabe, algunos homosexuales y lesbianas a esa edad han manifestado sus preferencias, aún así, noté la claridad e ingenuidad con la que mostraban sus sentimientos, después pensé que los adultos lo estropean todo.


7 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Que los adultos estropean todo es una verdad que persiste en el tiempo...
La libertad de esas niñas era inimaginable hace 50 años, por lo tanto que sean felices con su mente infantil, que ya creceran y sabrán lo que quieren...si las dejan.

mariajesusparadela dijo...

Concuerdo contigo en que los adultos lo estropeamos todo. Concuerdo con Ana en "si las dejan"...ojo con lo que se acerca: acaban de cerrar el único periódico en gallego de esta comunidad. España Una Grande y Libre. ¿os suena?

emejota dijo...

¡Qué gran realidad! Mi nieta, 7 años el próximo mes, ve con la mayor naturalidad estas cuestiones. Beso.

Anusky dijo...

Me has recordado a mis hijos de pequeños , cuando se lo explicaba ,intentado darle naturalidad y normalidad al asunto y ahora de adolescentes ,les resulta de lo mas normal y tiene un montón de amigos gays y amigas lesbianas .

Unbesazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Los niños son así, no cargan de maldad lo que no la tiene. Sólo la mirada adulta, llena de prejuicios, es la que anatemiza.
Una buena anécdota, Encarni.
Besos.

NINA dijo...

Te recomiendo a Pilar Sordo.
Habla de lo que sucede con las adolescentes en Chile.
Está en youtube como

Pilar sordo - VALDIVIA (del 1 al 12)

Baci

Ana dijo...

Encarni, trabajar con niños es toda una EXPERIENCIA; anécdotas como ésta se acumulan y se convierten en datos, ideas, conocimientos que aplicarás poco después a otras situaciones.

Los niños no entienden de medias tintas, pueden ser abiertos, tolerantes, comprensivos con "lo diferente" o extrañamente (a mí me extraña cuando lo compruebo) intransigentes. Por eso es tan importante educarles SIEMPRE desde la tolerancia y esa naturalidad a la que te refieres.

Un abrazo.