martes, 19 de abril de 2011

LA OBRA



A él, le encantaban las grandes construcciones y, enamorado del abecedario, enamorado de cada una de las letras, sumó, multiplicó, otras veces dividió y consiguió construir un enorme castillo con todas ellas. Él, fue el primer sorprendido ante su obra. La contempló durante horas, durante días y semanas. Era una pieza única, original, que adornaba su estudio. Decidió entonces, mostrarla a sus amigos más íntimos. "¡Es una maravilla!" -exclamaban con admiración cada uno de ellos. Cierto día, uno de sus amigos observando detenidamente la pieza, sintió un cosquilleo en la nariz y estornudó sobre ella. Las frágiles letras sostenidas en el aire por un extraño amor al arte dieron de bruces en el suelo. Y allí mismo descubrió que su amigo era crítico literario.



24 comentarios:

Ibso dijo...

Jejeje, hay amigos que mejor mantenerlos lejos.
Feliz semana Encarni.
Ibso.

Encarni dijo...

Las críticas si no son constructivas minan un poquito y pueden destruir todo lo que tocan.
Este relato lo he sacado del baúl de los recuerdos para ver si bloguer me actualizaba, al parecer ha cumplido con su tarea, veremos hasta cuando.

Feliz Semana Ibso, para ti tiene interés que para mi, de todos modos, vivela, yo me conformo con descansar que falta me hace.

Dilaida dijo...

Yo creo que no era un amigo, un amigo pondría la mano delante para que el estornudo no derribase la obra que con tanta ilusión había hecho.

beker dijo...

También depende de la manera de decir las cosas; y luego siempre queda la posibilidad de decir, pues es mi obra...


Besos

mariajesusparadela dijo...

Buenísimo, me encantó.
(No sé por qué nadie se atreve a criticar a los críticos).
Ayer, en mi escritorio aparecia una entrada tuya y al clikcar sobre ella, bloger me decía que no la encontraba. No supe por qué.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Los críticos en casi todos los aspectos de la vida son gente frustadas de una profesión que les gustaría realizar pero no tienen capacidad para ello, y por eso en muchas ocasiones solo de dedican a desprestigiar al final todo es pura envidia. Y si tu entrada es una metáfora referente a la amistad pues la historia muchas veces es igual, un saludo.

Anónimo dijo...

Del mismo modo que hay artistas y escritores torpes también hay críticos torpes e incompetentes. Pero los críticos son también quienes premian tus obras en los concursos y recuperan para la Humanidad a escritores olvidados. La relación del crítico lo es con la obra, no con el artista. El hecho de que alguien sea poeta no le confiere ninguna autoridad moral sobre nada ni nadie, no es ninguna garantía de que sea una persona íntegra, cabal o simplemente interesante. Aunque todos podemos estar de acuerdo en que la poesía y el arte constituyen elementos esenciales para una Humanidad libre y racional, que contribuyen necesariamente al desarrollo personal y moral de los individuos y de los pueblos, tanto valor personal puede tener un butanero como el más genial de los artistas (incluso este último puede ser una mala persona). Un crítico sólo es un lector que dispone más o menos de instrumentos científicos y culturales para emitir una opinión sobre la obra de arte. Pero sobre todo es un lector que tiene capacidad para hacer llegar esta opinión al artista y que éste la tome en serio. Es curioso comprobar cómo los artistas consagrados se quejan a menudo de la crítica, despreciándola, mientras esperan con ansiedad las reseñas de sus estrenos o novedades.

La relación de la crítica, vuelvo a repetirlo, debe serlo con la obra y el trabajo del artista, no con éste como persona. Pero como en la relación crítico/artista si aquel no es competente éste sale siempre perjudicado, los artistas se vengan metiendo a todos los críticos en el mismo saco, transformando la relación arte/crítica en un conflicto más banal entre artistas y críticos. Este malentendido ha originado afirmaciones tópicas tales como que el crítico es un artista frustrado que, obligado a dedicarse a una actividad menor, actúa comúnmente por resentimiento.

Tampoco hay que olvidar que hoy en día la mayoría de los artistas y escritores ejercen igualmente la crítica en relación con el arte que practican y que, a veces, crítica y arte están indisolublemente ligados, incluso dentro de la misma obra. Y si no, ahí está el Quijote y su capítulo del expurgo de libros.

Y ya puestos a hacer crítica, debo decir que tu pequeño relato es realmente delicioso.

SEMA MIRANDA dijo...

Bonito relato,no añado nada más está todo escrito.Besos

Anna Jorba Ricart dijo...

Pues la critica razonada y argumentada es buena,hay que estar preparada para ella....

Anusky66 dijo...

me ha encantado el relato !!

Unbesazo

NINA dijo...

Yo leía seria y compenetrada... y al final... una risa salió de mi boca!

Muy lindo relato!

baci

Jose Vte. dijo...

Yo no se si porque era crítico literario, o porque era idiota redomado, pero con el trabajo y el esfuerzo ajeno hay que tener un poco más de precaución y consideración.

Me ha gustado mucho, últimamente te prodigas poco y se te echa de menos.

Un fuerte abrazo

emejota dijo...

Se me acaba de ocurrir esto al leer esta estupenda entrada. Me parece que la labor del crítico casi que tendría mas que ver con las formas que con el fondo. Extrapolando, que para llegar al fondo, sea cual fuere, de cualquier cuestión, es decir, para enjuiciarla, parece que las formas, esas que tanto tiendo a denostar, son más que necesarias, las buenas por supuesto. Un fuerte abrazo.

Esilleviana dijo...

Creo que quien quiere vivir del arte, debe saber o estar preparado para escuchar comentarios, críticas negativas, opuestas e incluso perjudiciales sobre su obra, porque debe entender a sus seguidores y aceptar a sus detractores. Ahora bien, que no sufra por las críticas y no le afecte eso ya es más complicado. Sin embargo, no soy tan comprensiva con realizar críticas sobre lo que he leído en un blog, porque la persona que escribe lo hace por afición, por entretenimiento, por placer por ocio y ¿quienes somos nosotros, los que comentamos, para criticar su labor y tarea? con solo no comentar es suficiente.

Me gustó mucho este símil.

un saludo

Ana dijo...

Me ha gustado mucho tu pequeño relato, no sé si definirlo como encantador o demoledor, por ahí anda. Por otra parte hay que tener en cuenta que ambos, artistas y críticos (sí, ellos también) son humanos y en ocasiones evidencian sus preferencias, prejuicios, formación, ideología... Quizá el mayor problema radica en que alguno de estos críticos hace un juicio sobre el artista en cuestión, no sobre su obra, que también ocurre por lo que he comentado anteriormente.

Todos en general, y los artistas en particular, necesitan el reconocimiento de los demás, que su obra trascienda, se popularice o se venda, ésto hace que sean fácilmente asumibles las críticas cuando son positivas...las negativas, bueno, siempre se puede decir que el crítico no tiene ni idea o que la tiene tomada con el artista de forma personal.

Un abrazo.

yraya dijo...

Pues por lo que veo cada uno de nosotros/as estamos ejerciendo de críticos, a mi me gusta la crítica, aunque a veces no coincida con ella.
Tu relato es muy bueno.
Un besito

prometeo dijo...

Encarni, tu cuento me ha recordado, sobre todo por su final, al maestro Monterrosso, de imprescindible lectura para lectores y escritores. La sensación que me ha dejado es similar, sin un final cerrado, que es aún mejor.
Los críticos son un peón más del Sistema y de los certamenes literarios, mejor no hablar. Lo sé de buena tinta por algunos amigos que se dedican a escribir. En un altísimo porcentaje, están amañados. Por eso digo, que lo mejor es escribir por uno mismo, por el placer que suscita el arte creativo. Si luego hay un reconocimiento público, eso es lo que te encuentras.
Ánimo Encarni, que sé que andas muy atareada. Pero aún así, has tenido tiempo para dejarnos esta perla en forma de micro-relato.

virgi dijo...

La levedad de la belleza no es fácil de entender.
Precioso, Encarni.
Un abrazo.

Encarni dijo...

__Dilaida

Todo depende de los criterios personales de cada cual,¿hasta cuánto se es amigo y hasta cuánto se es crítico literario? En ambos casos se plantea la cuestión de la verdad, pero tal vez la amistad lleve adherido aunque sólo sea el afecto y el respeto por la otra persona que se dice amigo.

__Beker
Cierto que es importante como se digan las cosas, y sobre todo hay que tener respeto al trabajo realizado por los demás aunque en ocasiones no se comparta o no se comprenda que también puede suceder.

__Maria Jesus
Los críticos también son personas que cada día no se levantan igual, por eso las críticas van a depender de muchos factores; de los criterios, de las circunstancias, del momento en cuestión, de las personas a quienes van dirigidas, del éxito o fracaso que ellas provocaran, de la popularidad del crítico/a, etc.


(Un beso a tod@s)

Encarni dijo...

__ Anónimo

Una grata sorpresa verte de nuevo por aquí. Es cierto que la crítica se debe hacer a su obra, a todo lo que trasciende de la persona, a todo lo que crea, es decir al artista como creador ya sea en la música, en la literatura, en la pintura, etc. Aunque algunos críticos profundicen en la biografía del artista para comprender mejor la obra o para completar alguna reseña u opinión al respecto del trabajo artístico, es pues algo muy común. Pero también hay que destacar la importancia del creador, para él o ella cada obra son comos sus hijos; cada obra tendrá sus cualidades o sus defectos incluso existen momentos en que la gestación puede retrasarse por diferentes motivos o que se queden en proyecto, o simplemente necesiten madurar. Que sean hermanos mayores o menores eso es otra historia.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Utopazzo dijo...

Bueno Encarni, yo ando todavía escuchando el mar en la cacerola y me encontré con esto nuevo... esperemos que no haya ninguna errata.
Me ha gustado el breve relato, pero sobre todo, dejar abierta la ventana o la puerta por donde pueda entrar de nuevo un soplo de aire y quién sabe, igual "recoloca" el castillo en otra posición: otra visión diferente, desde otro ángulo y el caos, se convierta en una sonrisa que pueda escapar libre por esa ventana o puerta, llevando con ella algún crítico incluido.
No me gustan nada los críticos ni los libreros (ya sabes de quién me acordé) que van de falsos intelectuales y mirándote, no ya por encima del hombro, sino mirándote como si de un holograma mas´en su vida, se tratase (eso entre tú y yo).

Un abrazo.

Encarni dijo...

__Utopazo comenzaré contigo, para después no perder el hilo. Ya sabes que yo me conformo con escuchar el mar en una cacerola, jeje, al mar le perdono todo. Este relato lo escribí hace unos años y creí que lo había perdido pero buscando una cosa en los pen drives lo vi y me dio mucha alegría volverlo a recuperar. A mi tampoco me gustan ciertos críticos o algunos escritores o poetas que se creen el ombligo del arte, pero ciertos críticos son sensantos y objeetivos o a mi me lo parecen, este mundo es tan subjetivo que incluso me puedo equivocar.
Te comprendo perfectamente, aqui un holograma más, jeje.
Un abrazo.

__ Sema, Anusky, Nina, me alegro mucho que os haya gustado, el final queda abierto para sonreir se trataba de eso.
Un abrazo a tod@s.

__Anna, yo también creo que una buena crítica argumentada es hasta didáctica para el proceso creador. Un abrazo.

___Jose Vte, ahora mismo estoy descansando de elaborar mi memoria, cierto que me prodigo poco, necesitaría que los días tuvieran 30 horas y sobre todo pilas alcalinas para hacer todo lo que quiero. Ya me resarciré un día de estos, cuando termine los examenes. Un abrazo.

__Emejota, apuesto por las buenas formas en las críticas, lo que pasa es que a veces se llega a un fondo que no se puede salir o la llegada es irreversible. Un abrazo fuerte.

felicitat dijo...

Hola Encarni!!! Muy original, aunque me ha costado entenderlo!!!!jajaja...Bueno, entendí que la crítica fue destructiva? Poque si es constructiva, está bien, si es destructiva, mejor dejarla en el aire también. Besos.

anuar bolaños dijo...

Sólo por hablar se me ocurre tu nombre
y me sorprendo diciendo frases en voz alta
en medio del asombro
frente a una jauría sorda

Sólo por hablarte me imagino tu rostro
y es tu risa mi risa
y me oigo en tus latidos

Hay una puerta abierta
dentro queda tu mundo
el que ofreces en tu abrazo
y es de aire
pues existes a lo lejos.