miércoles, 24 de febrero de 2010

Ágora


Al poco de comenzar la película ‘Ágora’ de Alejandro Amenábar, se observa como los fanáticos religiosos intentan entrar en la biblioteca, ocupada ésta por paganos, filósofos e intelectuales que pretenden salvar los legajos y documentos importantes. Llamativa la escena en la cual se ve las puertas de la biblioteca apuntaladas desde dentro ante el fervor religioso que empuja desde fuera. La violencia irrumpe en la casa de la razón, destrozando todo lo que encuentra a su paso y haciendo una pira con todos los documentos encontrados para prenderle fuego.

En toda esta locura colectiva se encuentra Hypatia, una mujer inteligente, culta y hermosa que enseña a otros alumnos, discípulos que más tarde llegarían a estar al frente de importantes cargos políticos o eclesiásticos. Resulta interesante la conversación que tiene el padre de Hypatia con otro filósofo con respecto a su hija; le dice que ella en su sabiduría no puede casarse porque no puede estar subyugada a un marido. De esta mujer se sabe que nunca se casó y que permaneció virgen durante toda su vida, consagrándose a la ciencia, las matemáticas, la astronomía y a la filosofía. La anécdota de Hypatia con uno de sus discípulos, el cual se atreve a confesarle su amor y está en respuesta le arroja un pañuelo con la sangre de su menstruación, llama especialmente la atención por la carga simbólica que demuestra con esta actitud hacia su discípulo, en primer lugar; la sangre menstrual es lo más femenino de su condición de mujer, además , eso la convierte en algo físico y ella no está dispuesta a ser un cuerpo que (según ella) carece de armonía con respecto a todo lo que gira en el espacio.

Teniendo en cuenta que en aquella época los filósofos ‘parían’ ideas con otros intelectuales, acto éste considerado superior al acto natural de un parto por el cual vienen hijos al mundo, ser filósofa en su tiempo debía suponer grandes sacrificios para ser considerada y respetada por el resto de los mortales.

Si bien es verdad que todos los hechos que se narran en la película de Amenábar son ciertos por lo poco que he podido investigar sobre Hypatia, el director los ha modificado dependiendo de su criterio a la hora de elaborar el guión y de dirigir la película , lo menos verdadero sea el final, pues dependiendo de las fuentes históricas, ella pudo morir alrededor de los 60 años a manos de unos monjes cristianos ordenados por Cirilo, incluida la lapidación con tejas, después despedazada y mostrada en público, para acabar siendo incinerada. Amenábar ha elegido para Hypatia un final no tan dramático como lo tuvo en realidad, un final al estilo de Steven Spielberg. El cine depende también de la visión del director y se pueden ver las pinceladas, su toque personal en algunas escenas para contarnos cómo funcionaban las cosas en aquella época de fanatismo religioso, en la cual, la razón sale perdiendo.

Acaso Hypatia pudiera ser la ‘mártir’ pagana y virgen que tanto se prodiga en las vírgenes cristianas en sus múltiples leyendas, que son seguidas por ilustres cronistas que anotan en todas ellas la crueldad con la que fueron torturadas y asesinadas por los paganos defendiendo su fe y luego santificadas por la iglesia. Probablemente Amenábar ha tratado de darle un final casi humano a la película dada la locura imperante que representaba los inicios del cristianismo y que no deberíamos olvidar.




10 comentarios:

latrís dijo...

Yo vi la peli, y recuerdo que pensé que había puesto una muerte hasta romántica, porque me habían comentado que su muerte fue mucho más cruel y sádica.
Seguramente que hay historias de éste tipo a montones que desconocemos.
Un besote

Anónimo dijo...

Interesante comentaro. No he visto la película (no suelo ver los estrenos hasta que pasan unos años), pero es cierto que los inicios del cristianismo no se caracterizaron por la mansedumbre de una religión de mansos. Es preciso admitir que los cristianos liberaban a sus esclavos convertidos a su religión (aunque esto lo harían también los musulmanes)y que el mensaje evangélico de las primeras comunidades cristianas se centraba en el amor a Dios y al prójimo. Pero para sobrevivir y triunfar en condiciones adversas, los cristianos tuvieron que ser 'milites Christi', es decir, soldados de Cristo. Soldados de una guerra, en principio pacífica, pero implacable. Los cristianos debían distinguirse en todo y marcar las diferencias con los paganos y el resto de la sociedad: eran sectarios. Sus costumbres, sus ritos, su organización familiar y su forma de relacionarse eran en todo diferentes y excluían de su ámbito (con un orgullo disfrazado de humildad) a todo el que no estuviera bautizado.

La persecución de los dioses paganos y de sus servidores es una constante de los santos evangelizadores. Además del ensayo de Heine que alguna vez mencioné, 'Los dioses en el exilio', he vuelo a releer no hace mucho una preciosa colección de cuentos de Margerite Yourcenar que titula 'Cuentos orientales'. En uno de ellos, 'Nuestra Señora de las golondrinas', narra la lucha de un santo varón contra las ninfas de los bosques griegos y cómo las encierra en una ermita que construye con sus propias manos... Pero no cuento el final por si te apetece leerlo.

estoy_viva dijo...

La vi lo que me sorprendio es que una mujer en aquel tiempo fuera tan valorada por alguien, y que su padre aceptara esa condicion.
Con cariño
Mari

Paco dijo...

Excelente entrada, Encarni.
Sólo añadir tres cosas.
Primero, remarcar las dificultades con que una mujer tendría que luchar para ser tenida en cuenta en el mundo intelectual en aquella época. Tuvo que ser una lucha titánica.
Segundo, Cirilo fue santificado. Puso el mismo fanatismo en todo lo que hizo. Lo más destacado de su vida y obra aparece muy bien narrada en la obra de Bertrand Russell "Historia de la filosofía occidental".
Tercero, recordar a Carl Sagan. Fue el que rescató del olvido la figura de Hypatia y la dió a conocer al mundo entero en su obra "Cosmos". Bravo por él.

beker dijo...

Yo también opino que un mensaje claro de la película fue darle realce al hecho de que la sociedad de esa época, convulsa, con todas sus peculiaridades, le dió cabida a las aportaciones científicas de una mujer, aunque luego hubo que esperar mucho para su verdadero reconocimiento. Un saludo

Encarni dijo...

En realidad la pelicula tiene muchos matices y en efecto Latrís la Historia está llena de historias aterradoras, tuvo un final como lo tuvieron los libros que quemaron, triste pero así fue.
Un beso guapa.

La verdad anónimo es que el sectarimo es lo primero que se aprende. Otra de las cosas
que se ve en la película es el odio visceral que los cristianos tenían a los judios y viceversa.
Sobre tu recomendación de lectura, me parece interesante pero por ahora lo debo poner a la cola de otras cosas que quiero leer y que me es imposible, pero la tendré en cuenta.

Resultó también sorprendente Mari, a todo lo que tuvo que renunciar para ser considerada en la época una intelectual.
Un beso.

Estoy de acuerdo contigo Paco, una cosa que se quedó en el tintero fue la santificación de Cirilo, convertir a este personaje en Santo dice mucho de la institución que lo representa (con perdón de los creyentes).

Beker, la película tiene muchos mensajes, uno es el que mencionas, pero si no hubiera estado respaldada por su padre, no se si las cosas hubieran sido distintas. La muerte de esta mujer representa la muerte de la razón por eso debía de morir porque era inadmisible la inteligencia en una mujer.
Saludos.

Georgells dijo...

No he visto la historia. Pero conozco algo de la relación de la mujer y el saber...

Nunca funciona. Por culpa de los hombres.

Pero siempre se recuerda, gracias a los que piensan.

Abrazo,

G.

estoy_viva dijo...

La risa es un verdadero desintoxicante moral capaz de curar o por lo menos atenuar la mayoría de nuestros males. Y además, no hay ningún peligro si se supera la dosis.
Dr. Rubinstein
Gracias por tu felicitacion
Con cariño
Mari

GLoRia dijo...

Acabo de verla, entretenida, pero no ha venido a decir nada nuevo de lo que ya se ha tratado tantas veces... al menos es lo que me ha parecido.

Anda!! si te veo los ojos!!!

Besicosss

Encarni dijo...

Hola Gloria, lo de los ojos es... PARA VERTE MEJOR, jajaja.

Un beso guapa.