sábado, 10 de agosto de 2013

Cristales

Foto: E. Fernández

Comenzó a sentir  el tiempo como   espacios de vida de  diferentes tamaños,   al igual que las burbujas flotaban  de distinta forma  por el aire.  Quizá  los años  pasaban de igual manera y los vivía  como esas pompas  que estallan sin más y salpican con recuerdos del pasado. Decidió que   su existencia sólo tendría el valor de sus sentidos. Después de aquella arcaica  medida alguien dejó un espejo en su habitación,  y se acercó a mirar;  comprobó  a  una persona vieja, irreconocible  que le miraba escudrillando cada pliegue y cada gesto. Al  rato, reconoció sus ojos y su sonrisa entre tantas arrugas, pero quedó desconcertada,  siempre se había sentido una mujer  joven y el espejo le devolvió la imagen de un  hombre  envejecido con ropas de colores. Ante esa evidencia  recordó la frase de un filosofo  que decía: que para hacer una verdadera revolución habría que romper todos los espejos. Y ella llenó su mano de cristales.


8 comentarios:

Ysupais dijo...

Contradiciendo la bonita redacción ...personalmente yo me miro al espejo todos los dias, para no llevarve sorpresas...el espejo es el fiel reflejo de lo que somos...incluso por dentro.
Saludos.

LAO Paunero dijo...

Es nas común que las mujeres se miren al espejo. Al menos eso creo, porque solamente me miraba durante la adolescencia. Me gustó mucho tu relato Encarni ...¡muchos saludos!

San dijo...

El era ella, dijese el espejo lo que dijese, no siempre tiene la razón en lo que muestra.
Bello Encarni.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Aprendió a aceptarse? con todos los cambios que han ido conformando su cuerpo y sus emociones.
Siempre es un placer leerte, Encarni.

un abrazo

lurdes dijo...

Tenemos que aceptar el paso de los años,solo asi podremos ser felices.in abrazo

Anna Jorba Ricart dijo...

Reconocerse uno mismo bajo los cambios que evidencia el paso de los años, visibles en el exterior y en continuo aprendizaje interior.

Un abrazo.

JACC dijo...

¡Qué difícil tener la valentía de enfrentarse a un espejo! A lo peor te devuelve algo que no quieres ver. Saludos

Ana dijo...

Mira que, por casualidad, acabo de leer esta frase en otro blog.

"¿Amas la vida? No desperdicies el tiempo porque es la sustancia de que está hecha." Benjamin Franklin

Más vale no desperdiciarla porque luego el espejo te juega malas pasadas.

Besos.