miércoles, 6 de marzo de 2013

Este Jueves: Palabras al viento

 
 
PALABRAS AL VIENTO
Nos hicimos amigos aquella vez que acarició mi pelo  con una ligera brisa. Yo le preguntaba y él respondía   a ráfagas, o me contestaba con silencio  a través  del aire que se quedaba quieto, o  me zarandeaba cuando no estaba de acuerdo con alguna de mis afirmaciones. Él sabía que me encantaba escucharlo entre los árboles  y dejaba el rumor de su presencia por las ramas.
  Supe que en más de una ocasión  se  transformó en mensajero del mar,  porque a veces el mar quería  elevarse de su denso cuerpo  y, en esa lucha las olas  mecían sus sueños o su cólera.   
A remolinos de confidencias  me impregnaba de  otras voces que llegaban entrecortadas y sin rostro, o mezcladas con el murmullo   de la corriente. 
En otras ocasiones,  en su intento por  impresionarme  arrastraba todo lo que  se interponía en su paso, y  en cuestión de segundos, cerca de mis pies podía encontrarme naranjas, flores, aceitunas, hojas, tierra o arena; o dependiendo de  las estaciones  los regalos eran distintos.    
Pero no siempre tuvo ganas de jugar o de contarme secretos,  porque  las nubes  o las tormentas,  les  hacían enfadar  y se convertía en un huracán destructor  capaz de olvidarse de todo.
Un día de marzo,   al anochecer  le esperé  en la roca en la que solía visitarme, ya cansado de vagar y me contó un secreto   que oyó en alguno de sus viajes.  Me propuso que compartiera  aquellas palabras que con solo pronunciarlas tuvieran vida propia y que el sonido  fuera el puente para  acercarnos.  A cambio,   yo debía respirarlas  y llenarme con todas ellas como si fuese un globo, hasta la promesa de   volar con él.   Y por medio de las palabrasse acunó en mis sueños y me llevó a pasear  por su  espacio mientras dormía.



Más vientos o brisas en casa de Juan Carlos

33 comentarios:

Tracy dijo...

Una bonita relación entre el viento y tú.

emejota dijo...

Tan bella narración como a las que nos tienes acostumbrados, cada día escribes mejor preciosa. Bsss.

mariajesusparadela dijo...

Bonito.

lurdes dijo...

Una bonita forma de ver el viento.Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy poetica tu relacion con el viento.

Montserrat Sala dijo...

Caramba Encarni, cuando te leo quedo pasmada. Pienso que mejoras dia a dia como el vino en barrica.
Mealegromcuchoportí. Las letras que son tus compañeras, te han de traer grandes alegrias. pero escribe y no pares. Recuérdalo.

Muchos besos para repartir con la familia

Montserrat Sala dijo...

Te aseguro qeu estas palabras juntas, las he separado antes de enviarlas.
jajaja!!!
¿tu sabes si hay brujas o duendes por la globosfera???

nocheinfinita dijo...

Palabras que se lleva el viento pero esta vez cogidos de nuestra mano,

un beso

Juan Carlos dijo...

Me encantaría ser tan amigo del viento como tu, yo me llevo muy bien con él, pero no me da regalos ni me ha contado secretos.
Muy agradable el relato, como una brisilla templada.
Besos.

Maria Liberona dijo...

Que hermoso relato me ha encantado, muy suave, sutil y jugetón me ha gustado mucho la verdad pues así a veces uno puede jugar con el viento y andar de puntillas sobre el y sobre todo dejar que el te abrase es lo mejor ja... besos

Natàlia Tàrraco dijo...

La brisa alada hace volar tus bellas palabras, sonríe viento y acaricia cerca de la playa a aquella dispuesta a volar etérea.
Besitos cual brisas templadas.

Leonor dijo...

Que el viento no se lleve tan bellas palabras. Has escrito un bonito relato de amistad.

Un beso suave.

G a b y* dijo...

El viento toma presencia desde su lado amigable -solo sus enojos son temibles- Esto sí que ha sido contar una historia al viento, quien se personifica en gestos, actitudes y grata compañía.
Un lindo modo de soplar letras y dejarlas volar... al viento, claro!
Besos!
Gaby*

Fabián Madrid dijo...

Te ha quedado un relato etéreo. Un beso.

Neogéminis dijo...

Pero qué lindo!...precioso relato, muy original eso de hacerse amigo del viento! Me gustado sobre todo el gesto de hacer obsequios!
=)

San dijo...

Hoy este amigo está movidito, juguetón, anda enredandose por entre los edificios y zarandeando todo cuanto pilla. BELLISIMO Encarni suave como la Brisa de Venus.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Muy buen feeling entre el viento y tú Encarní.No tuvo tan buen rollito conmigo cuando estuve recientemente por ahí.
Un abrazo.

Lupe dijo...

Fascinante relato, Encarni. Ha sido un verdadero placer tomar un poco de aire en tu espacio.

Un abrazo.

Lupe

MAMÉ VALDÉS dijo...

8 de Marzo todos los días... un saludo a tod@s...

Ana dijo...

Encarni, ya sabes que por esta tierra el viento, más que compartir palabras, te las arranca.

Un beso.

Cristina Piñar dijo...

Te ha quedado un relato precioso que da gusto leer. Un beso.

Lucia M.Escribano dijo...

No podia ser de otra manera! La brisa de Venus,con su delicada sinfonia, tiene que hacer del viento su amigo, su confidente,
me ha gustado tu relato, como siempre qué te leo Encarni.
Besos a tu brisa...Hoy con más motivos guapa.

Alfredo Cot dijo...

La banda sonora de un ir y venir, Música en movimiento, con sus pianos y crescendos para escribir una bonita y personal historia.

Besos

Carmen Andújar dijo...

Una bonita manera de personificar el viento, uniendose a ella hasta que al final son sólo uno.
Un abrazo

Matices dijo...

Y porqué será que siempre corre esa brisa tan agradable por este rincón?
El viento se antoja cercano y amigo...
Besos!!

Sindel dijo...

Dulce, así lo sentí este relato. Una historia bella y tierna entre el viento y quién lo cuenta.
Un beso.

juliano el apostata dijo...

mi comentario a eduardo, el papá de mónica, y para mí EL JOVEN EDUARDO, ha sido que me escriba un caso suyo con el viento...
mi comentario para ti es que le voy a pasar este texto tuyo como ejemplo...
medio beso.

Teresa Oteo dijo...

Qué bonito relato, a mí el viento también me habla, de muchas cosas, algunas tristes y me llevó con él para siempre...
Cuánto tiempo sin leerte, guapa!
Muchos besos!

casss dijo...

Es mágico, etéreo, incorpóreo y poético.
Un relato que se lee con deleite.

un fuerte abrazo (prontito de verdad!)

Alicia Gonzàlez dijo...

Una relación de verdad con sus momentos de encuentro y de desencuentros. Muy bello. Un besote.

miralunas dijo...

la próxima vez que venga con sus murmuritos de galan a tocarme las pestañas y revolverme el pelo, voy a llevar a cabo una formal y contundente escena de celos!

saludos!

miralunas dijo...

me gusta tu blog, Encarni!

Susurros de Tinta dijo...

Nos han pedido hablar del viento y tú te has puesto a hablar con él, que preciosidad de relato, imaginativo y tiernos, yo diría que hasta romántico, me da niña que la primavera cercana ya va haciendo sus estragos!, miles de besosssssssssssssss