jueves, 22 de noviembre de 2012

Este Jueves: Artes paralelos


   Esa mañana recordé  la invitación de mi amiga a un Congreso de Arte que se celebraba en  el antiguo Hospital de San Juan de Dios durante todo el fin de semana.  Pero yo no podía esperar al evento hasta la tarde, así que  decidí visitar el recinto  por si había alguna conferencia o exposición interesante que  me alejara de la rutina.  Lo primero que hice al llegar fue mirar  el programa de actividades;  del cual  elegí un  taller sobre 'Arte terapia en la resolución de conflictos'  impartido por un educador social con una gran trayectoria con grupos de adolescentes marginales.


   Tras  la presentación  el monitor nos puso  una larga melodía de música africana que debíamos escuchar con los ojos cerrados.  Los tambores  comenzaron a  sonar  dentro de nosotros   y nos invitó a evadirnos por  unos minutos. Cuando la música acabó, cada uno debía expresar con palabras lo que había sentido con la música. 
  Cuando llegó mi turno leí lo que había escrito: '   Yo subía un árbol, a cada sonido de tambor un escalón más, a cada momento me sentía más fuerte para seguir trepando por el tronco, y cada vez el impulso  por subir iba en aumento; como si cada empuje sumara el siguiente y ayudara a escalar entre las ramas. El chapoteo que  se oyó al final  me zambulló en la misma agua agitando mis brazos para llegar a la orilla.  Y en ese instante sentí que estaba en dos lugares a la vez.'
   En el siguiente paso debíamos  dibujar dentro de nuestras posibilidades lo que habíamos descrito.   No importaba cómo lo hiciéramos,  lo  primordial era trasmitir una imagen, sacarla fuera.

 Una vez puesto en común todos los trabajos,  hicimos unos cuantos ejercicios  grupales  y terminamos el taller con un dibujo colectivo. Cada uno debía plasmar algo de su propio dibujo personal; algún color, alguna forma, algún signo, etc.
Y así quedó.

 

Más artes paralelos en el Museo de Gastón

29 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Yo creo que, normalmente, las artes no son paralelas, porque se encuentran en algún punto. Y mucho más si es una misma persona quien las posee. En el caso que expones, la música despertó vuestra creatividad, plasmada luego en un dibujo. Al menos, así lo entiendo yo.

San dijo...

Lo que muestras Encarni es muy interesante, sacar fuera lo que uno siente por medio de la pintura, por lo que una música nos dice. Creo que el arte vive en todas las personas, solo que en algunos casos hay que dar empujoncitos para que se manifieste, no es tu caso desde luego.
Besos artista.

Tracy dijo...

Te habrás quedado como nueva con la experiencia ¿no?

Teresa Oteo dijo...

Al próximo taller me avisas que me voy contigo, a ver qué saco jajaja
Después tendrían que psicoanalizar los dibujos ...
Un beso!!

rosa_desastre dijo...

Que experiencia mas interesante, desdoblarse, dejarse llevar, sentir, expresar, vivir...
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Que experiencia más bonita Encarni. Muy intersante. A mi también me hubiera gustado vivirla.
Estas cosas aunque no parezcan posibles son muy reales-

Muchos cariños.

Natàlia Tàrraco dijo...

Una música, dejarse ir, expresar, mundos paralelos que se juntan en el horizonte. Es posible estar a la vez en muchos sítios.
Una bonita experiencia, Encarni.
Besitos cariñosos.

Matices dijo...

Conozco la arteterapia, más por lo que escucho que por ponerla en práctica... Se que desde un punto artístico la utilizan para resolver conflictos de creatividad y bloqueos. No está nada mal lo conseguido, ehh? teniendo en cuenta emociones, sensaciones y demás, seguro que lo has disfrutado un montón...Creo que me has convencido para hacer alguna sesión.

Besos

José Vte. dijo...

Parece una experiencia interesante, no la conocía. El primer dibujo que te inspiró el sonido de los tambores es muy interesante y solidaria. Me gusta.

Un abrazo

Leonor dijo...

Un interesante taller, la música sacando a flote nuestros sentimientos y el dibujo que los representa. Es una buena terapia. Cuando dibujamos nos escapamos por unos minutos de la realidad y nos quedamos a solas con nosotros mismos.

Me ha gustado mucho porque he imaginado esa música africana y la situación que describes.

Un beso.

juliano el apostata dijo...

escucha esto:
http://www.youtube.com/watch?v=mOL9GUIgKI0

y después esto:
http://www.youtube.com/watch?v=zL7V_SgP_oA&feature=related

y por último...
http://www.youtube.com/watch?v=wqCpjFMvz-k


medio beso.

G a b y* dijo...

Es muy interesante lo que nos cuentas Encarni, además este tipo de actividades (experiencias), enriquecen y sorprenden. He realizado en talleres de sensibilización trabajos similares, con variantes que terminan dando resultados inesperados, pero ante todo, ese aflorar de algo interno motivado por sensaciones externas, brinda un estado placentero. Trabajarlo luego en equipo, es maravilloso, los sentidos de cada uno en pos de una misma creación... una imagen muy sugerente!
Besitos:
Gaby*

Ana dijo...

Me entusiasman este tipo de actividades. No puedo dejar de pensar en el magnífico potencial que se pierde al no llevar este tipo de iniciativas a las escuelas, pero no de forma puntual (ésto se hace) sino formando parte del currículo escolar y del proceso de aprendizaje diario con los alumnos. Supongo que la clave está en que de esta manera tendríamos un futuro, con una población que se conoce a sí misma, que es creativa, crítica, que piensa, libre... y esto sería tan peligroso para "ELLOS".

Luis Rodriguez dijo...

Lo que leí, es algo muy similar a lo que realizamos aquí, Los jueves. Podemos coincidir en un punto en común, pero luego se disparan las posibilidades y formas de expresarlo. Al final, como estoy haciendo ahora (leyendo todos los aportes) es un arte colectivo más que interesante. Saludos, me ha encantado esta perspectiva del arte paralelo. Muy buena actividad!

Juan Carlos dijo...

Interesante esa terapia, como los resultados, presumibles para una escritora como tu. Me encanta el último deibujo.
Besos.

Cristina Piñar dijo...

Como no, Encarni que se apunta a todo. Esto que cuentas es bastante interesante, me gusta que hayas descubierto eso de la arte terapia. Se me ocurre que tal vez podíamos hacer algo parecido algún día en nuestro Café de Palabras. Un beso.

Cecy dijo...

Es interesante siempre ver y observar el resultado de un trabajo que también se ha realizado en grupo, con la ayuda de la música, el cerrar los ojos hace poder visualizar imágenes desde adentro y como punto de concentración.



Que linda experiencia.
Y sorprende los resultados.

Un abrazo.

Lola Polo dijo...

Que interesante, me encantaría asistir a uno de estos talleres.

Un abrazo

Lola

Carmen Andújar dijo...

Amiga, eso debíera hacer yo, arte terapia, para comprender a esos adolescente, que cada vez entiendo menos. Me alegro de que te sirviera, y te sintieras más fuerte, esencial para no hundirse.
Me ha gustado amiga
Un abrazo

Pepe dijo...

Cerrar los ojos al exterior y estar dispuesto a sentir, es tanto como abrirlos a las sensaciones y percepciones que nos lleguen de fuera, es como abrir las puertas del alma. De ahí que sea más fácil dejarse llevar y sentir con intensidad, en tu caso, la música del tambor. Bonita experiencia Encarni.
Un abrazo.

Alfredo Cot dijo...

Muy inteserante. Un punto y aparte con los ojos cerrados. Un transportarse a un mundo imaginado solapado por un texto precioso y descriptivo.

Y ese árbol, que te desdoble y te devuelve renovada.
Muy interesante.

Besos

Rochies dijo...

inadjetivable su post! un lujo.

casss dijo...

Despierta mucho interés tu relato. Da ganas de estar en ese sitio y experimentar. Es que hay muchos disparadores de lo que tenemos adentro y de su forma hacerlo aflorar ¿y cómo no va a ser interesante conocerlo y compartirlo?
Por como lo dices también resulta terapéutica para nosotros tu experiencia, gracias por compartirla!

besos compañera!

Sindel dijo...

Que linda experiencia, es enlazar un arte con otro, expresar en imágenes lo que nos dice la música.
Me gustó mucho, es algo interesante. Lo hice solamente una vez en un taller literario muy free al que asistí, pero en vez de dibujar teníamos que escribir.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Una experiencia muy interesante pues yo también he realizado aquel ejercicio y es realmente muy bueno, la música te invade y simplemente te dejas llevar...
y el dibujo grupal me ha encantado como quedo

Gastón Avale dijo...

que tarea dificil... dibujar algo... a mí no me saldría ni eso... lo mío sería demasiado abstracto... gracias por el aporte... y por contarnos una buena experiencia que tuviste... un saludo!

Lucia M.Escribano dijo...

Qué bonita experiencia, yo dibujando soy un desastre, para relajarme pinto Mandalas, compro los cuadernos ya dibujados ,me enseñó el psicólogo al que fuí, durante dos años para aceptar mi enfermedad, y consigo relajarme y disfrutar mucho al hacerlos.
Besos guapa.

Fabián Madrid dijo...

Me ha llamado la atención el abrazo al árbol. Hace mucho que no lo hago. Como dice Cris, teníamos que incorportarlo a nuestro Café.
Un beso, artista.

Neogéminis dijo...

Antes que nada, me disculpo porno haberte comentado la semana pasada...se ve que se me pasó!
Ahora sí, te cuento que me encantaría participar en alguno de estos talleres colectivos en los que se intenta conectarnos con nuestros lazos más ancestrales y creo que estos dibujos que te nacieron de la inspiración producida por la música muestran a las claras de qué se trata el asunto.
Muy buena experiencia, sin dudas.
Un abrazo...y mis disculpas otra vez!