martes, 11 de octubre de 2011

Trabajo en Taller de Narrativa



Sí, ya lo sabéis por Ana del Blog 'Certificado de Existencias', estoy haciendo un taller de Narrativa junto con ella y con Chelo. Cuando nos conocimos hablamos de nuestro interés por hacer este tipo de talleres. Y ahora, ya nos ha tocado. Debíamos escribir un pequeño relato de algún objeto que tuviéramos en casa, y las indicaciones eran que, no querían la verdad sino la veracidad de lo que le contáramos. Fijaros, cuando marchaba a mi casa después de despedir a Ana, estuve pensando en algo que pesara poco para llevar al taller y entonces me llegó la idea de una tapa de yogur, así que, estuve todo el fin de semana pensando en inventar una historia. Mientras llegaba la historia inventé otra alternativa. Y por fin, el domingo nada más levantarme surgió este micro relato.

" David dijo que me quería igual que una tapa de yogur al envase. Por eso, degustamos el amor a base de cucharadas de yogur natural azucarado. Después de la última, lamió hasta el fondo del envase y una vez acabado, me dejó la tapa."






Pienso que, el estado natural de las personas es el aprendizaje, y yo, todavía tengo que aprender mucho.

15 comentarios:

ana dijo...

Todos tenemos mucho que aprender y más el David ese, que cuando se acabo lo bueno lo dejó aparcado, se cansó de la rutina o tal vez se acabo el fáctor sopresa y dejo a la chica con la tapa del yogur como recuerdo, al menos la chica era una chica danone. Eres muy original, jamás se me habría ocurrido algo así, seguimos aprendiendo tú, yo y todos, porque la vida siempre nos está enseñando.

Un besazo, y piensa, piensa...

nocheinfinita dijo...

Mientras vosotras aprendeis en el taller yo aprendo con vosotras.

Besos

Montserrat Sala dijo...

A mi me pasa, y estoy enojada conmigo misma porque me parece que no aprendo en el taller escritura creativa; pero si comparo lo que escribía hace un año,ahí se ve la diferencia.
y es que escribir, como se suele hacer, de corazón, no es lo correcto. priman primero las normas, que pueden ser muchas y complicadas.
A veces le comento a la profa, que se han sacado de la manga, un motón de condiciones para que el que tenga capacidades, desista de escribir ni una carta. Se ríe....
Un abrazo......

mercedespinto dijo...

Todos tenemos mucho que aprender, de hecho nunca se sabe lo suficiente. La verdad es que no es nada fácil hacer un micro inspirándose en la tapa de un yogur. Creo que a ti y a Ana ya se os nota mucho el entrenamiento en el concurso en Paradela.
Ya nos iréis contando vuestros logros.
Un abrazo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Que interesante lo del taller de narrativa, no te puedes imaginar lo que me cuesta hacer una entrada, unir palabras, hacer frases y lo más importante darle vida a una idea, para mi es muy difícil, pero aquí estamos....

Un saludo y lo que da de sí la tapa de un yogur...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Siempre hay que estar estudiando, aprendiendo, ejercitándose. Y, como todo en esta vida, cuanto más se escribe, más cuenta nos damos de lo que nos queda por andar.
Un beso, Encarni.

NINA dijo...

Pero se vé que aprendés rápido!!

Besos!

Jose Vte. dijo...

Eso, seguir contando como os va el taller, seguramente aprenderemos junto a vosotras.
Estaría muy bien hacer uno, yo estaría encantado.

Por cierto, superoriginal el micro.

Un abrazo

Eastriver dijo...

Duro el microrrelato, Encarni. Sí, siempre hay que aprender y ejercitarse, pero si no hay un talento previo poco se puede hacer. No es tu caso: hace poco que te conozco pero te he leído cosas muy interesantes.

emejota dijo...

Me gusta mucho. Nada raro ¿verdad? Beso.

Anna Jorba Ricart dijo...

Tienes una capacidad "talentosa"especial para escribir; el aprendizaje siempre complementa, a mi tal cual, ya me gusta tu "poco saber"...
Un beso.

virgi dijo...

Muy original, no sé si te hace tanta falta ese taller...
UN BESO

Utopazzo dijo...

Está bien el tema del yogurt, pero a mí, me gusta más sin azúcar... café sólo sin azúcar, leche sin sacarina, o cacao natural y el yogurt, cuanto más ácido, más auténtico; porque el azúcar, enmascara la realidad...

Un abrazo.

Ana dijo...

Hasta una simple tapa de yogurt puede estar llena de significados según la persona receptora; para mí estaría asociado a connotaciones positivas, por ejemplo, recuerdo que hace no sé cuantos años tomaba yogur en una playa que tú conoces muy bien con la tapadera doblada a modo de cuchara...francamente delicioso, algo así debía de pensar David.

Anónimo dijo...

Que emocionante eso del taller! No hay nada mejor que relamer la tapa del yoguar al empezarlo y chuparte los dedos untados de yogur al terminarlo, relamiendo todas sus partes... has visto el anuncio del griego? Un yogurazo!!! jajaja
Besos.
Felicitat :)