sábado, 13 de noviembre de 2010

El mar





24 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Qué hermosura, qu´fuerza desatada, qué poderío en el mar.

Tonet dijo...

Hay una orilla a la que acudo cuando necesito hablar con la luna , pero nunca he sabido ponerle palabras a la magia de esos momentos.
Tu lo has hecho de un modo maravilloso ...la música es fantástica y ...se me ha encogido el corazón...
Me ha recordado a esto: De profundis (MiguelAnxo Prado)

http://www.youtube.com/watch?v=Ju0S0YrLvjI&feature=related

Gracias por tantas emociones. Un abrazo

emejota dijo...

Gracias Encarni, sobran palabras, solo decirte que no puedo vivir lejos del mar. Junto a la montaña me dan la vida. Un fuerte abrazo.

virgi dijo...

El mar, el mar, el mar.
Siempre.
Un abrazo, gracias por la belleza.

Jose Vte. dijo...

Que bonito y relajante poema, y leido con la música de fondo es tranquilizador y sugerente.
Ah, el mar.

Un abrazo

ALENKA dijo...

El mar y el horizonte que navega sin cielo...
Qué imágenes tan bellas, Encarni.
Un abrazo de espuma.

Ana dijo...

Encarni, tu idilio con el mar es evidente y lo demuestras a cada ocasión. Supongo que ya formaba parte de ti incluso antes de nacer.

La primera vez que conocí el mar tenía ocho años, lo vi desde un puente, viajando en autobús, y sentí bastante miedo al ver el agua oscura y profunda. Después, desde la arena, ya me pareció la cosa más hermosa del mundo; ésto me recuerda que todo lo que vemos, experimentamos o sentimos tendrá un valor u otro dependiendo de la perspectiva utilizada.

Un beso y gracias!

Encarni dijo...

Mª Jesus, cada vez que viajo hasta él es como reencontrarme con un viejo conocido. Nos conocemos desde hace bastantes años. Un abrazo.


Tonet, gracias por tus palabras y por ese bonito enlace,no conocía este video y me ha gustado la música y la historia. Un abrazo.

Emejota,yo tengo el corazón dividido, claro que si tuviera el mar cerca estaría completa. Un abrazo.


Virgi, el mar es mi debilidad como habrás comprobado, tengo otras pero son inconfesables, jeje. Un abrazo.


Jose Vte., debe ser melancolía, por eso lo traigo aquí de vez en cuando. Un abrazo.

Encarni dijo...

Alenka, tú si que tienes imagenes bonitas y de ensueño, yo sólo sueño... con el mar, claro.
Un abrazote.

Anna, no lo puedo evitar, es mi gran pasión y ahora que estoy lejos del mar pues lo echo de menos, echo de menos el olor a salitre, el sonido de las olas, la inmesidad, en fin que te voy a contar.
Cuando era niña viviamos algo retirados del mar, y un día lo recordaba tanto que me marché a buscarlo y a pasear, mi madre al no encontrarme se preocupó y estuvo buscándome, cuando le dije donde había ido no se sorprendió pero me regañó como es natural.

Un beso, guapa.

Utopazzo dijo...

Encarni, buena poesía esta que nos regalas pues de alguna manera, todos somos partícipes al menos, en querer abrir los brazos para sobrevolar el gran azul...
El hombre y su deseo sempiterno de luchar contra la fuerza de la gravedad...y en algunos casos, con esas fuerzas invisibles que nos acompañan incluso despiertos: los sueños.
Un abrazo.

felicitat dijo...

Precioso... me ha llegado el olor de la brisa salada.

Saludos.

Miguel Ángel dijo...

Sí, pero mi brisa es de tierra adentro. De donde soy y en donde me encuentro menos inseguro. Ese mar al que ensalzas no deja de ser para mí un abismo inmenso, de ancho, de largo y de profundo… Misterioso.
En toda mi saga familiar sólo mi madre sitió por él lo que tú sientes, y nos arrastró a todos para allá, al Mediterráneo. Pero no consiguió contagiarnos su vocación marinera. Ella ahora reposa allá, donde tanto gozaba.

Dilaida dijo...

Muy bello.
Bicos

Encarni dijo...

Utopazzo, es cierto que nos acompaña el deseo de sobrevolar o de volar por el cielo, pero nos conformamos con soñar que volamos,o soñamos despiertos, igual da. A mi me encantaría volar sobre el mar, sentir la brisa... ainsss, ahora me toca conformarme.

Un abrazo.


Felicitat, pues ya compartimos algo bueno y me alegra. Bicos.


Miguel Angel, quien ama el mar lo ama siempre, yo lo sé porque de vez en cuando lo recuerdo y forma parte de mí, igual que tu madre, es algo que llevamos dentro. Un abrazo.


Dilaida, lo mismo intento retrasar el otoño, pero que más da. Bicos.

ARO dijo...

Bello poema y hermoso vídeo. Saludos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

No podría vivir sin el mar lo comparto entre Cádiz y Chipiona, un saludo.

nocheinfinita dijo...

Dicen que querer es poder.

Precioso poema y relajante la música... realmente es como si estuviera en el mar

Besos

noche

Isabel Martínez Barquero dijo...

Siempre el mar, siempre iniciándose, como decía Paul Valery.
Un hermoso poema, Encarni, que trae su paz, su serenidad ansiada, su azul magnífico.
Y las imágenes de ese vídeo... Para perderse en ellas.
Un beso salpicado de la espuma de las olas.

Isabel Romana dijo...

Un deseo fácil de compartir. El mar siempre nos sugiere serenidad y viene a ser como un espejo del alma. Un abrazo, querida amiga.

Nómada planetario dijo...

El poema es bastante refrescante, pero meter la tipografía en azul sobre un fondo casi similar dificulta la lectura, deberías probar con un color de letra más bien tirando a blanco, para que contraste más.
Saludos.

Encarni dijo...

Aro, sé que todo el mar no se puede abarcar, por eso traigo un trocito. Saludos.

Mamé, bonitas playas que tenéis en Cádiz. Yo ahora no lo tengo cerca por eso lo echo de menos.
Un saludo.


Noche, de eso se trataba, el mar me calma y por eso yo lo quiero.
Besos.


Isabel desde que no lo tengo cerca, cada vez que viajo a verlo tengo un ritual que hago siempre que voy. Ahora me conformo con escucharlo en videos como este. Un beso salado.

Isabel Romana,en este tiempo el mar andará un poco revuelto, pero aún gris me gusta verlo y oir las olas. Si has compartido este deseo me alegro.
Un beso, guapa.


Nómada, tienes toda la razón del mundo, pero después de retocarlo no sé cuantas veces, y otras tantas empezar de nuevo, que asumí mi derrota, y lo dejé tal cual quedó. Esperaba que nadie se diera cuenta de lo inexperta que soy en estas cuestiones, pero lo reconozco. La próxima vez seré más práctica. Un saludo.

lemaki dijo...

El mar y tú, su mar, el mar espejo:
roca que escala el mar con paso lento,
pilar de sal que abate el mar sediento,
sed y vaivén y apenas un reflejo.
De la suma de instantes en que creces,
del círculo de imágenes del año,
retengo un mes de espumas y de peces,
y bajo cielos líquidos de estaño
tu cuerpo que en la luz abre bahías
al oscuro oleaje de los días.

Octavio Paz

Solo un poema más para acompañar a tus versos tan bellos. Me encantó este poema, de veras que tienes una sensibilidad especial.

Un abrazo.

George LLS dijo...

Dicen que el mar puede representar la vida o la muerte, por su aparente infinitud, por su majestuosidad, por su poder.

Sólo es agua con sal, pero se vuelve infinitamente poderoso, gracias al corazón y la imaginación humanas... especialmente, por su poesía.

Gracias por compartir!

G.

NINA dijo...

Por qué no habrá quedado mi comentario?

Te decía algo así como que yo me relajaba con una cassette que tenía los sonidos alfa del mar...